Santiago de Cuba,

Las peripecias para tener efectivo

20 May 2023 Escrito por 

Teresa madrugó para llegar a la cola del cajero automático, cogió el número 30. Ya había escuchado de personas que justo en el momento de la extracción, se quedaba sin dinero disponible o que las denominaciones de billetes eran lo mismo muy pequeñas como demasiado grandes. También conocía de quienes lucraban con estas dificultades, y a cambio del monto en efectivo a la mano, aceptaban transacciones bancarias de usuarios personales, con márgenes de ganancia.

En las últimas semanas en Santiago de Cuba las peripecias para realizar estas operaciones han generado malestar. Para profundizar en el tema y en las alternativas o decisiones administrativas para aliviar esta situación, Sierra Maestra preguntó a voces autorizadas.
Desde los bancos.

Yadira Greenup Marrero, subdirectora comercial del Banco Popular de Ahorro (BPA) en el territorio, reconoció las molestias que manifiestan los usuarios por el servicio en los cajeros, y detalló las alternativas que se aplican, sobre todo en los últimos 15 días.

“Santiago de Cuba, el municipio más poblado del país y la provincia, tienen una parte de su población que ingresa por estas vías, de ahí la demanda sistemática, influyendo los pagos de utilidades de las empresas, ya sea anual o trimestrales..., y en estas semanas confluyeron, además, circunstancias ajenas a la facultad territorial.

“Ahora bien, tenemos un plan de acciones para dar seguimiento a las demandas de efectivo, a través de un puesto de mando que diariamente monitorea este flujo, ya sea mediante las sucursales o los cajeros automáticos, con la finalidad de organizar mejor el proceso.

“Recientemente, gracias a las producciones de billetes que se han recibido en la provincia, se dispensan los de alta denominación -de 1 000 pesos-, con los cuales ha mejorado el servicio en varios puntos de la ciudad y el resto de los municipios, en un total de 14 cajeros de BPA y otros de Bandec, aunque no satisfaga toda la demanda en días pico de pagos de salarios y pensiones con la inmediatez que deseamos.

“Por otra parte, se está implementando la posibilidad de apoyar el dispensado directo de los cajeros automáticos ante la afluencia de muchos clientes, de realizar la extracción a través de tarjetas magnéticas por la línea de caja del interior de las sucursales.

“Los cajeros automáticos se están recargando varias veces al día, por la alta demanda y las bajas denominaciones de los billetes.

“Otra cuestión que influye indirecta o directamente en estos fenómenos, es que aún todos nuestros clientes jurídicos y personales no están vinculados al proceso de la bancarización de la sociedad, lo cual es imprescindible para el presente y el futuro.

“Una cuestión muy importante, asimismo, es la inclusión de todos los servicios (estatales o no) en el pago en línea, porque la mayoría del dinero hoy se mueve en efectivo, cuando existen canales de pago e inversión digital, utilizando las transferencias de dinero por tarjeta magnética”.

En respuesta a otras inquietudes que estuvieron llegando a nuestra Redacción, se esclarece que se mantiene la posibilidad de utilizar ambas plataformas -EnZona y Transfermóvil- para operaciones financieras y comerciales.

Sobre la conexión de los cajeros automáticos, la especialista subrayó que fallan por problemas del sistema, que es centralizado y depende de una red nacional, ya sea porque sufren afectaciones de corriente o de telecomunicaciones; no obstante, “hoy las interrupciones técnicas de los equipos no constituyen un problema, gracias a soluciones y medidas organizativas adoptadas, y que han sido efectivas, a no ser las intermitencias por afectaciones energéticas”.

Apuntes económicos

En la vida, todo se somete a leyes universales; una de estas es la de causa y efecto. Sierra Maestra profundiza desde la economía en algunos de los fenómenos mencionados con anterioridad e intercambia con el Doctor en Ciencias Económicas, Víctor Luis López Lescay, presidente de la Asociación Nacional de Economistas de Cuba (Anec) en la provincia:

“Uno de los indicadores financieros se denomina velocidad del dinero, que no es más que la frecuencia con que el dinero se mueve o cuántas veces se emplea un mismo billete para pagar un bien o servicio. Esto a su vez permite ver cómo se manifiesta la economía: si se mueve con frecuencia la moneda, hay una activación; si la frecuencia es poca, hay una desaceleración, es decir, la economía es débil.

“El hecho de que una parte de ese dinero en efectivo no circule en el mercado formal o no fluya una masa de billetes hacia los bancos, implica que lo hace en el informal. En el escenario actual de los nuevos actores económicos, lo que ocurre es una tendencia -contraria a como se mueve en el mundo- a trabajar con efectivo, no con la banca, lo que tiene muchas explicaciones de por qué.

“Una de estas sería la evasión fiscal -a mi criterio de las más fuertes que se están presentando-, pues para que no les tengan control del movimiento financiero, huyen del depósito bancario. Lo otro consiste en escapar de los impuestos e intereses cuando se opera por esa vía. Una masa de dinero libre de aranceles, márgenes comerciales..., no tienen que explicar el origen y destino, a diferencia de si fueran grandes extracciones por la banca.

“Hoy estamos viviendo un problema serio de un mercado financiero que no es reconocido, pero existe, basado en una tasa de cambio informal que se mueve sobre las plataformas formales del banco. Ejemplo, si tengo una tarjeta en MLC y tú no, me das el dinero en CUP a un valor de cambio informal por el precio de un producto, te lo compro, y recibo vía transferencia por pasarela formal o mediante una transacción financiera sin llevar el dinero al banco, o sea, en efectivo.

“A esto se suma que las relaciones entre los nuevos actores económicos son mediante un flujo grande de dinero que no confluye en los bancos. En este tipo de economía se provoca una acumulación de dinero en manos de personas naturales, que se sigue moviendo e incrementando dentro del mercado informal y nunca llega al banco, y esto afecta al mercado formal.

“Las medidas para solucionar esto existen. Nuestra economía está muy deprimida, por lo cual en este punto hay dos alternativas: o se incrementa la producción para poder empujar esa masa de dinero o -y considero que es la de mayores posibilidades en este momento- se digitaliza el proceso. Esto último quiere decir que todas las relaciones comerciales que se realicen sean por pasarelas de pago; lo que demanda de un sólido proceso de planificación, estrategia, organización, encadenamiento en el sistema financiero de las entidades, para el control de la emisión de efectivo hacia el mercado informal.

“Digitalizando ese mercado formal, obligamos al informal a que acuda a este. Por supuesto, serían acciones paulatinas, ya que no podemos menospreciar el hecho de que no en todos los lugares hay cajeros automáticos ni cuentan con las condiciones tecnológicas como para hacerlo digital.

“Recordemos que en materia de infraestructura -como en otras-, el bloqueo tiene la capacidad de truncar las ideas que se quieren materializar. El proceso de automatización del flujo en efectivo a través de cajeros automáticos se afectó en su momento por varias razones, como el cambio de tecnología en el mundo; los que tenemos son obsoletos y quienes producían esos cajeros ya no los fabrican. Cuba no tiene acceso a esas máquinas para implementar más, e invertir en modernas sería muy costoso y la digitalización depende de la tecnología disponible.

“También, nuestro servicio bancario prácticamente está aislado, ya que no puede enlazarse con el de otra agencia bancaria internacional, porque el bloqueo no se lo permite; sostener una infraestructura propia, en un país bloqueado como ningún otro en el mundo durante décadas, en los órdenes económico, financiero, comercial y tecnológico, no es tarea sencilla.

“Ya sea por variables externas o internas: desbalance económico internacional, rupturas en la cadena de suministro internacional por múltiples causas, con un desbalance en las principales actividades económicas del país, hoy es necesario utilizar, más que herramientas administrativas las de tipo económicas, que llevan análisis de mercado para evaluar todas las alternativas y variables, las causas de un hecho económico para prever los efectos y evitar en la práctica las consecuencias negativas.

“Un problema para acometer estas tareas constituye el hecho de que tenemos organizada la sociedad con un esquema que no responde a los cambios de la economía cubana en los últimos tiempos. Esta organización refleja un modelo diseñado antes de la Tarea Ordenamiento, y que se subordina a controles administrativos. En el presente, el diseño económico -para que esté en correspondencia con la estructura social-, demanda de controles financieros, como es la bancarización de todo el proceso, de los pagos entre empresas, el que se les hace en efectivo a los trabajadores...

“No olvidemos algo elemental: el dinero se imprime según la masa de producción que responda, pues si se pone en circulación más dinero que lo que representa el Producto Interno Bruto (PIB) en términos de valores, la economía colapsa y la inflación se dispara más de lo que está. La esencia siempre va a ser la fuente primaria de solución, que es lograr una estimulación en la producción. ¿Cómo se alcanza esto?

“En este análisis la fórmula del capital -no del capitalismo- es dinero, mercancía, dinero incrementado. Esto último es la plusvalía o las riquezas de una sociedad, riqueza que en el socialismo se distribuye entre los integrantes de esta. Sin embargo, lo que está aconteciendo es la evasión fiscal, que no haya circulación de masa de dinero en el mercado formal, por lo que las riquezas que se generan se distribuyen entre un grupo de personas -de los cuales no todos contribuyen a esa generación de riquezas-; esto no tiene que ver con capitalismo ni socialismo (fin de distribuirlo socialmente o entregárselo al capitalista), sino con la Economía.

“Si no logramos que todos contribuyan al desarrollo social, y además quienes no aportan se quedan con la masa de dinero, no se podrá estimular la producción, ya que los productores son los que menos dividendos tienen, en relación con quienes comercializan, más cuando hay una demanda superior a las ofertas”.

Como señaló el especialista, “no se puede vivir sin aportar a la sociedad para ser capaces de desarrollarnos por nosotros mismos”, y todos estos factores deben ser evaluados a la instancia competente para que cada medida que se implemente tenga el resultado esperado.

  • Compartir:
0 Comment 1498 Views
M.Sc. Milagros Alonso Pérez

Licenciada en Periodismo. Máster en Estudios de Lengua y Discursos. Graduada de los posgrados de Gestión, Redacción y Publicación de Artículos Científicos en Ciencias Sociales y Humanísticas y de Gestión de Redes Sociales. Profesora Instructora de la Universidad de Oriente. Periodista del Sierra Maestra.

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree