Santiago de Cuba,

Fidel es un sentimiento presente

10 June 2022 Escrito por 

Al conmemorarse el Aniversario 20 de la realización de la Tribuna Abierta de la Revolución -en Santiago de Cuba- que contase con la presencia del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz-, se efectuó en el Salón de los Vitrales de la Plaza de la Revolución Antonio Maceo Grajales, un encuentro de remembranza.

Este formó parte de la nueva edición del espacio mensual “La Sierra”, de la cátedra para el estudio del pensamiento y la obra de Fidel en la Universidad de Oriente. A este asistieron estudiantes del Instituto Preuniversitario Vocacional, profesores de la universidad, representantes de organizaciones políticas, así como personalidades de la cultura en la provincia.

Cada 8 de junio constituye una cita con las imágenes que en el año 2002, registraron la concentración de más de medio millón de personas, procedentes del territorio santiaguero y de Guantánamo. Los antecedentes inmediatos fueron las celebraciones de las tribunas en Sancti Spíritus y Holguín, acciones integrantes de la política de Batalla de Ideas surgida en el contexto de la reclamación del retorno a su Patria del niño Elián González, desde 1999.

mila1Una vez más la Plaza de la Revolución de Santiago, aunó a participantes de aquel momento histórico. Entre ellos, la joven que en aquel momento contaba con nueve años de edad, Solange Sanz Suárez, aquella que primero interviniese para dirigirse a la masividad allí presente, liderados por Fidel:

“Mi participación fue gracias a una convocatoria de la Organización de Pioneros José Martí, para escribirle cartas al entonces Presidente George W. Bush, en respuesta a sus ofensas en eventos internacionales, que malinterpretaban las frases de Martí en su oratoria. Yo había sido seleccionada para leer mi correspondencia.

“Esa tribuna era la primera vez que esta niña santiaguera hablaba ante su pueblo. Para una pionera cubana, formar parte de esa batalla, era como si estuviera reclamando a algún compañero de mi aula, así como Elián. Desde entonces comprendí que la seguridad de los infantes en nuestra nación no tiene comparación.

“El clima no nos ayudaba esa mañana, y el Comandante había llegado de madrugada, siempre pendiente del tiempo. No deseaba que nadie se mojase. Entre las 6:15 y las 6:30 a.m. tenía que empezar a hablar.

“El Líder Histórico de la Revolución Cubana se percata que iba a intervenir yo, y le dijo a un joven que me buscara una capa para resguardarme de la lluvia. No descansó hasta encontrar una en el público, en este sentido, la solidaridad y sensibilidad de aquí es muy grande. Aquella capa no me quedaba bien, hasta que la adaptaron a mi tamaño.

“Fidel era así, se percataba de cada detalle, compartía con los trabajadores y oradores antes de empezar, a donde sea que llegase. Aunque uno fuese un niño, mantenía el contacto visual como si estuviese dialogando con un adulto.

“Hablaba pausado, firme, con el encanto de captar la atención, de incluir a todos, con sus gestos firmes en aquellas manos largas. Ese día casi no había dormido él, y refirió un chiste con esta situación: ̀van a sentir un olor a gallego porque no me he bañado ́, lo recuerdo como si fuese ayer.

“Durante su discurso, arengar su nombre, eran momentos emocionantes, que representaban el compromiso de todo un pueblo. La Tribuna era un espacio para el pionero, el estudiante, el campesino, si había central cerca ponían a hablar a un obrero de este centro, acerca de los valores de la obra de la Revolución Cubana, era una defensa de corazón, un espacio de democracia”, sentenció Sanz Suárez.

Para Solange a sus 29 años, el haber estudiado Derecho, es producto de la inspiración en la justicia social que Fidel Castro Ruz construyó con un pueblo comprometido e incansable para la existencia de estos instantes eternos.

mila2Otro retrato anecdótico fue compartido por Manuel Dumas Cortés: “En ese entonces era Presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular. Había llegado al Gobierno tras desempeñarme en la Empresa Eléctrica. Fidel ya había estado varias veces en Santiago. Para esta Tribuna, donde yo estaba con los preparativos, de momento se va la corriente. El corazón se me quería salir.

“Pero por fortuna la interrupción de la electricidad era algo interno, de aseguramiento, que no había afectado la Plaza de la Revolución. Cuando se restablece la energía casi me desmayo del susto que había pasado. Al iniciar el acto, el día aún permanecía nublado, entre llover o no.

“Al comenzar el Comandante su discurso, la naturaleza            -hasta en ese momento- respetó a Fidel, y las gotas finas cesaron durante toda su intervención. Había intercambiado con él en otras oportunidades, hubo una ocasión en que se decidió realizar el Programa de las Salas de Video, momento en que me llega una citación para reunirme con él en La Habana, acto durante el cual me encomendó la tarea.

“Luego, cuando se inaugura la Escuela de Trabajadores Sociales, en un recorrido habló conmigo, me preguntaba todo acerca del béisbol, hasta del peso de la pelota, y yo que no sabía nada del deporte. Al entrar a un aula se percató que el televisor era muy pequeño, y por consiguiente, los estudiantes del fondo no tendrían visibilidad, para lo cual mandó a cambiarlos todos.

“Después intercambiamos cuando me invitó personalmente a conversar con él y otros compañeros, era pasada la medianoche y todos estábamos agotados por el día. Él expresó,  ̀váyanse que sé están dormidos, ahora yo me pongo a trabajar  ́. Ese era Fidel. En mi casa tengo dos fotos de él, y podrá faltar cualquier cosa, menos eso”, refirió Dumas Cortés.

Por otra parte, Maximiliano Isaguirre Jardón, que en aquellos años se desempeñaba como Director de Propaganda del Partido, compartió: “La mayor pena de mi vida la tuve cuando iba a entrar al salón de estar de la Plaza ese día, y ya él había llegado desde muy temprano. Cuando irrumpí con el ruido de la puerta, y me percaté de quién estaba detrás, después no sabía cómo cerrarla, porque ya me estaban mirando”.

Para Maximiliano no fue tarea fácil la de garantizar el audio para tantas personas, el traslado de pinturas murales para la ocasión, bajo la lluvia, pero el ejemplo del Comandante era su fuerza. “Él se mojaba con las personas bajo el aguacero, e iniciaba más temprano las intervenciones porque no deseaba que se sometieran a las inclemencias del tiempo. ¿Qué puedo decir? Su personalidad era electrificante”.

mila3También, se sistematizaron en las conversaciones en homenaje a la fecha, el contexto histórico en que se efectuó la Tribuna en Santiago de Cuba, a 10 años de la caída del campo socialista. Era una demostración de que el país había resistido, vivido y vencido con unidad. De igual manera, constituyó una respuesta a George Bush, a su política de ataque preventivo.

En esa tribuna se prometió que los cinco volverían, Fidel hizo el compromiso, y regresaron a su tierra: el pueblo confiaba en eso. Se dialogó de otros temas acerca de los retos que imponen los tiempos actuales, cuando se continúa venciendo la política de exterminio más larga de la historia, como la única Nación que ha sobrevivido al intento de aniquilación social.

Durante las charlas con los profesores del Alma Mater Oriental, se condenó el modelo de vida irracional, de consumismo de los recursos medioambientales que traza la política neoliberalista.  

En épocas donde se excluye a Cuba de la Cumbre de las Américas, se sistematizó que los Estados Unidos opera con los mismos métodos pero distintas estrategias, figuras presidenciales similares, e igual postura ante la Organización de Naciones Unidas.

Asimismo, se recalcó que en la era de Facebook y Twitter, de las redes sociales, hay que releer el discurso de ese día, el cual contiene una ética y valores, para afrontar un mundo que maneja discursos polarizados, de baja calidad, odio y violencia.

Se convidó a las nuevas generaciones allí presentes a revisitar la oratoria de Fidel, la tradición cultural de sus discursos políticos, como instituciones imprescindibles para la formación de convicciones revolucionarias. Textos donde se revisita, entre otros, la historia de Martí y la Enmienda Platt.

En respuesta a esta convocatoria, los jóvenes asistentes reafirmaron su compromiso con la continuidad de la obra de los próceres de la Revolución Cubana, en el camino de la unidad, y a tono con las exigencias actuales.

  • Compartir:
0 Comment 1169 Views
M.Sc. Milagros Alonso Pérez

Licenciada en Periodismo. Máster en Estudios de Lengua y Discursos. Graduada de los posgrados de Gestión, Redacción y Publicación de Artículos Científicos en Ciencias Sociales y Humanísticas y de Gestión de Redes Sociales. Profesora Instructora de la Universidad de Oriente. Periodista del Sierra Maestra.

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree