Santiago de Cuba,

Playa Girón: los que vinieron a "salvarnos

15 April 2024 Escrito por 
Tomada del sitio web del Diario de Izquierda

En la agresiva política norteamericana contra Cuba, dirigida siempre a la destrucción total de la Revolución, la mentira ha sido un elemento insustituible. Los más burdos embustes fabricados en los altos niveles gubernamentales yanquis han sido vendidos como verdades a la opinión pública internacional. Así sucedió en abril de 1961, cuando se fraguó la invasión mercenaria por Playa Girón. 

Difundieron la mentira de que en Cuba el pueblo estaba desesperado, ansioso de que llegaran los invasores a liberarlos. Dijeron que la mitad de las Fuerzas Armadas Revolucionarias se sumarían a la rebelión contra la Revolución. Afirmaron que la Fuerza Aérea y la Marina cubanas respaldarían a los " libertadores".

La propaganda contra el Gobierno Revolucionario no se quedaba atrás: mentiras de que en Cuba se les quitaban los hijos a los padres, que el comunismo intervenía todos los bienes a las personas, que los religiosos eran perseguidos. El comunismo se pintaba como un régimen de terror.

Se habló sobre falsos levantamientos en distintos puntos del país e innumerables hechos contrarrevolucionarios que solo existieron en la mente de nuestros enemigos, llevados a la tinta y el papel en los principales medios de difusión a su servicio.

Los cubanos, sin embargo, creíamos no en lo que nos decía la propaganda enemiga, sino en lo que veíamos, en lo que nos daba la Revolución, entre otras muchas cosas la oportunidad de redimirnos por nosotros mismos, de construir nuestra propia felicidad.

Después de derrotada en menos de 72 horas la invasión mercenaria, los cubanos conocimos quiénes eran los que venían a "salvarnos".

Los "héroes" fabricados por la Agencia Central de Inteligencia y el gobierno de los Estados Unidos estaban hechos en moldes del crimen, de la explotación y otros componentes similares a los de sus fabricantes. He aquí algunos de esos "libertadores" de procedencia cubana.

Se enrolaron en la invasión 194 exmilitares y esbirros que habían formado parte de la tiranía batistiana. Muchos de ellos con numerosos crímenes contra los cuales los habían protegido las autoridades norteamericanas.

Vinieron 100 latifundistas, 112 grandes comerciantes y 35 magnates industriales, con el propósito no de liberar a los cubanos, sino de arrebatarles las propiedades que les había devuelto la Revolución. Venían a quitarles la tierra a los campesinos, a explotar a los obreros, a sumir de nuevo a los cubanos en la miseria y la explotación.

Entre los libertadores formaron parte de la invasión mercenaria 67 casa tenientes, 24 grandes propietarios, 179 personas acomodadas económicamente. Y un elemento que no podía faltar, los lumpens, 112 que no trabajaban y pretendían volver a vivir en Cuba a costa del sudor del pueblo.

Uno de los tres curas convertidos en mercenarios invasores se atrevió a una proclama al desembarcar: " Atención, atención, católicos cubanos, las fuerzas libertadoras han desembarcado en las playas cubanas, venimos en nombre de Dios".

Esos, con el pleno respaldo de otros que en Estados Unidos quedaron sin atreverse a venir en la invasión, fueron nuestros frustrados "libertadores". Por la parte cubana pelearon obreros, campesinos y estudiantes integrados a las Milicias Nacionales Revolucionarias, combatientes de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional Revolucionaria. Peleó el pueblo uniformado.

Cuba derrotó esa invasión en menos de 72 horas a un costo de 158 muertos y más de 300 heridos. Los mercenarios tuvieron unos 89 muertos y 1 197 prisioneros. La jefatura de los mercenarios huyó sin combatir.

Después de la victoria cubana en Playa Girón mucho se ha escrito sobre el hecho, glorioso para Cuba y vergonzoso para los Estados Unidos.

La rápida derrota de los mercenarios, impidió la proyectada creación de un gobierno provisional que daría paso a la intervención norteamericana en Cuba. A partir de esa victoria, como afirmó el Comandante en Jefe Fidel Castro, los pueblos de América Latina fueron un poco más libres.

  • Compartir:
0 Comment 2090 Views
Orlando Guevara Núñez

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree