Santiago de Cuba,

"La Fortaleza" de una finca agroecológica que apuesta por la sostenibilidad

05 January 2024 Escrito por 

La finca La fortaleza se ubica en la carretera de la Gran Piedra en la comunidad de Las Guásimas; allí una familia entera se empeña en que la tierra de frutos aplicando ciencia, innovación y tecnología.

Ciro Verdecia es el representante, pero lo acompañan sus dos hermanos, padres, vecinos y amigos en este proyecto familiar que inició en el periodo especial y ya tiene más de 30 años.

IMG 20231109 WA0002

“Dejamos nuestra casa en la ciudad para coger la tierra en usufructo; al principio era un cuarto de hectáreas y en estos momentos tenemos alrededor de 84. Este proyecto comunitario se caracteriza por tener producciones agroecológicas en circuito cerrado como avícolas, porcinas, cunícolas y pecuarias. Todo sustentado en los principios de la economía circular”, explicó Paco, como también le dicen.

El trabajo en este sitio ha sido bien duro para poder lograr resultados ya que por la ubicación y su cercanía con el mar, la tierra es más difícil de cultivar. A esto se le suma los efectos del cambio climático que ya se evidencia en esta zona montañosa.

“Llevamos un récord de indicadores medioambientales y lo podemos percibir porque la actividad de la agricultura, la ceba de los animales y su reproducción, están muy vinculados a los cambios climáticos; por ejemplo el aumento de la temperatura a nosotros nos ha afectado mucho porque la crianza de la ceba de los pollos y la reproducción, son sensibles a estas.

“En el 2023 tuvimos problemas muy serios por ese fenómeno que coincidió con el momento en que hubo los récords de alta temperatura, y en la finca habían treinta y tres mil pollos en ceba, con buenos indicadores, y ese fenómeno nos tiró eso para el piso.

“Nos afecta también los periodos de sequía que son mucho más largos, la tormentas locales severas, los fuertes vientos, la presencia de eventos meteorológicos extremos, entre otros.

Por eso buscamos asesoría en la Universidad de Oriente y en otros centros en la provincia para lograr adaptar nuestro entorno al cambio climático y enfrentar sus efectos de la mejor manera”, puntualizó Paco.

En este sentido La Fortaleza es ejemplo y se ha insertado en varios proyectos nacionales e internacional cuyo objetivo es crear comunidades resilientes y sostenibles.

IMG 20231109 WA0001

La academia como una más en la finca

Hasta la Casa de Altos Estudios del oriente acudió Paco en busca de asesoramiento, precisamente para estos temas que lo inquietaban y que están relacionados con el cumplimentando de la política ambiental cubana.

A partir de este contacto, la Universidad de Oriente (UO) ha afirmado convenios con La fortaleza convirtiéndose en una unidad docente, así como también asesora asiduamente el trabajo que se realiza en la finca para un mejor desarrollo de esta.

Hay profesores de la facultad de Construcciones, Economía, Agropecuaria, Lengua Extranjera y de las otras restantes, existiendo un vínculo permanente entre esta y la academia.

El Dr.C Alexis Pérez Figueredo es uno de los profesores que allí laboran, este pertenece al Centro de Estudios Multidisciplinario de Zonas Costeras (Cemzoc) y se encarga de estudios relativos a la gestión de riesgo y la evaluación económica de bienes y servicios ecosistémicos.

También hace estudios sobre gestión turística en la.zona costera y todo lo referido a la formación de capacidades para el enfrentamiento al cambio climático.

IMG 20231109 WA0023

“Comenzamos a trabajar con ellos en el diseño de la estrategia ambiental de la finca, hicimos una adaptación de la estrategia nacional y valoramos cual es la problemática ambiental que enfrenta. A partir de esta concepción comenzamos a desarrollar un paradigma de economía circular, o sea, establecer dentro de los diferentes procesos productivos de la finca los principios de la economía circular con el objetivo de maximizar el aprovechamiento de todos los residuos y buscar cerrar ciclos de producción a favor de reutilizar todos los productos que pudiéramos obtener de estos, dijo Pérez.

“Entre las vulnerabilidades y los riesgos ambientales encontrados diagnosticamos que la zona tiene diferentes peligros ante el cambio climático; la ubicación de la finca determina que en este territorio pueda tener un alto índice de evento de sequía y de deforestación, que ya se evidencian y afectan la calidad y uso del suelo; además las altas temperaturas afectan los procesos productivos que se realizan en la finca, producen estrés térmico fundamentalmente en los conejos y en los pollos afectando la productividad.

“De igual forma pueden ocurrir eventos hidrometeorológicos severos como tornados, ciclones, lluvias intensas, inundaciones que pueden constituir afectaciones significativas, y un factor importante es como el cambio climático puede afectar la salud humana de los trabajadores y comunitarios que viven en esta área.

“A partir de todo esto se trazan estrategias fundamentalmente con un enfoque en la adaptación, a saber vivir, convivir con estas vulnerabilidades y buscar soluciones desde esa misma convivencia como tal”, puntualizó Pérez.

La Dr.C Rosario León Robaina, profesora de la facultad de Ciencias económicas y empresariales de la UO, también es otra de las asesoras de La fortaleza, desde su conocimiento aporta saberes para que esta sea paradigma y ejemplo.

“Esta es una finca que se basa en los principios de agroecología tratando de desarrollarla desde la sostenibilidad de sus producciones, en una economía circular que le permita utilizar las propias que desarrollen su cadena, más el aprovechamiento y la reutilización de todo aquello que normalmente se considera como desperdicio.

“Para esto se ha insertado en los proyectos de desarrollo local en aras de dar cumplimiento a la Ley de Soberanía Alimentaria que es lo más apremiante que tiene hoy el país.

“En este sentido participa en algunos internacionales que les permite ir logrando no solo el desarrollo de la producción agrícola como primaria, sino poder crear un desarrollo industrial de una pequeña producción industrial que le agregue valor a los productos que se generan en la finca.

“En los últimos tiempos se está trabajando con una universidad holandesa posibilitando que dos de sus estudiantes realicen la pasantía; se están desarrollando además tesis de doctorado de la UO aquí, en función de los procesos de comercialización y en la evaluación del impacto de los Proyectos de Desarrollo Local para el desarrollo agrícola, así como para el cumplimiento de la Ley de Soberanía Alimentaria, que es, en mi opinión, lo más apremiante que tenemos y a lo que el gobierno del municipio ha dedicado la mayor cantidad de los presupuestos para proyectos”, señaló.

“Todo lo que signifique gestar algo nuevo en la finca siempre se hace con la visión de la academia para que esta pueda asesorar, guiar y ayudar al desarrollo realmente estratégico de la misma, cuyos resultados siempre van a contribuir al progreso de la cooperativa y por tanto al de un consejo popular y de una localidad”, concluyó.

La sinergia que hay entre estas dos entidades consolida la convocatoria del Estado cubano de vincular el desarrollo de la ciencia y la implementación de esta en los procesos que se gestan en el sector empresarial, dígase estatal o privado, todo en aras de promover el avance y la sostenibilidad.

 

  • Compartir:
0 Comment 821 Views
Yanet Alina Camejo Fernández

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree