Santiago de Cuba,

Medicina familiar, 40 años al servicio del pueblo

04 January 2024 Escrito por 
Con motivo al 40 aniversario de la creación del Programa del Médico y la Enfermera de la Familia Cortesía de la entrevistada

La medicina familiar constituye un referente en materia de conquistas sociales en Cuba, y es esencia misma del sistema de Salud por su impacto en la prevención de enfermedades y el logro de bienestar.

Al respecto, la doctora Ailuj Casanova Barreto, directora nacional de Atención Primaria de Salud compartió con Sierra Maestra algunas consideraciones sobre el Programa del Médico y la Enfermera de la Familia, fundado el 4 de enero de 1984 por iniciativa del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

“El médico de familia es un profesional integral y no por gusto Fidel se empeñó en desarrollar esta especialidad en Cuba, y formar médicos que
estuvieran en la comunidad, que fueran líderes en su entorno… y eso realmente marcó un hito en nuestro país. Esta es, prácticamente, la única
nación con este sistema de medicina familiar”.

Este programa es uno de los más afectados por las severas limitaciones económicas que afronta el país. Sin embargo, no se reducen los servicios ni se cierran consultorios; por el contrario: se aplica un proceso de perfeccionamiento en aras de elevar la calidad de las prestaciones sanitiarias en la comunidad.

“Para eso tenemos una red de instituciones en este primer nivel de atención integrada por los 11 548 consultorios de médicos y enfermeros, que están distribuidos a todo lo largo y ancho de nuestro país; además tenemos 451 policlínicos que atienden a grupos de población determinados geográficamente.

“En este sentido, contamos con una herramienta primordial que es la dispensarización, que se modifica en correspondencia con el cuadro de salud de la población. Con esta y con la participación comunitaria e intersectorial, que es otra gran fortaleza de la cual no podemos desligarnos nunca, se pueden hacer muchísimas cosas por el bienestar de la comunidad, y poner en alto ese liderazgo que el Comandante en Jefe siempre quiso que tuvieran nuestros médicos y enfermeros de la familia”, valoró.

Un programa en perfeccionamiento

El Minsap lleva a cabo un Plan de medidas para el rescate de los principios fundacionales del Programa. Sobre el proceso de perfeccionamiento, la también especialista en Administración de Salud
Pública explicó que es una labor profunda y de importancia estratégica.

“En 2023 se implementaron modificaciones innovadoras que van desde lo estructural, desde la organización propia del Programa, hasta los procesos asistenciales con calidad que deben realizarse en todos los policlínicos y consultorios. Lo primero es disminuir paulatinamente la cantidad de habitantes a atender en el consultorio, en correspondencia con las características de cada comunidad.

“También se busca que el grupo básico de trabajo tenga hasta 10 consultorios para que pueda cumplir de manera eficaz sus funciones docentes, investigativas, asistenciales y administrativas. Asimismo, se aplican cambios novedosos dirigidos a la desburocratización de los documentos rectores que manejan nuestros profesionales”, apuntó.

Por otra parte, se trabaja para garantizar la calidad de las acciones específicas de la medicina familiar, dentro de las que destacan la dispensarización; el análisis de la situación de salud; el ingreso en el hogar; la atención a las personas en estadío terminal; la promoción de salud así como la prevención de enfermedades y otros daños a la salud; junto a las acciones de rehabilitación todo lo cual permite materializar los objetivos de la medicina familiar en la mayor de las Antillas.

De acuerdo con Cassanova Barreto, a las puertas del cuadragésimo aniversario del Programa del Médico y la Enfermera de la Familia un momento fundamental lo constituyó la realización, en noviembre ultimo, del III Congreso de Medicina Familiar, que contó con la participación de especialistas de varios países, y en el cual se presentaron experiencias de profesionales de mucho prestigio, quienes llevan décadas trabajando e investigando en este Programa.

La doctora consideró que “una muestra de la relevancia que confiere la Revolución a la medicina familiar fue la presencia del Primer Secretario del
Partido y presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez y de otros altos dirigentes de nuestra nación”.

“Santiago de Cuba tiene una gran fortaleza”

En Santiago de Cuba, el perfeccionamiento y la celebración por las cuatro décadas del Programa ha tenido el matiz de honrar también los aniversarios 70 de la gesta del Moncada y 65 del triunfo de la Revolución.

Aquí el 2023 marcó un período de intenso quehacer: además de lograr la cobertura de los 1098 consultorios con médicos y enfermeros (incluyendo un especialista y dos o más residentes en los de mayor complejidad), y cubrir el 100% de las plazas de cuadros de APS; se impartieron talleres y cursos de actualización para médicos y enfermeros del Programa; se realizaron jornadas científicas desde la base hasta eventos provinciales y regionales; se fortaleció el grupo provincial de la especialidad de Medicina General Integral (MGI) y el capítulo santiaguero de la Sociedad Cubana de MGI, entre otras acciones encaminadas a elevar la competencia profesional.

Asimismo, se repararon consultorios; y se acondicionaron locales para separar servicios que sesionaban en el mismo inmueble, situación que
afectaba las prestaciones sanitarias.

“Esta es la segunda provincia más compleja del país; pero tiene una gran fortaleza y son sus más de 6 300 médicos y 2000 enfermeros del Programa, que constituyen un personal valioso, bien formado, preparado y entrenado. A esto hay que añadir que los santiagueros tienen un espíritu
de sacrificio y un sentido de la profesión y del humanismo realmente admirable”, ponderó la titular de Atención Primaria de Salud.

Merecida felicitación
La doctora Ailuj aprovechó esta exclusiva con Sierra Maestra para reconocer a quienes se encuentran en la primera línea de defensa de la salud y el bienestar de la población.

“En este día queremos transmitir una felicitación inmensa para todos esos médicos y enfermeros que están batallando a pesar de todas las situaciones difíciles que enfrenta actualmente nuestro país.

“Yo he tenido la oportunidad de conocer el funcionamiento de los sistemas de salud en varios países y les puedo asegurar que el nuestro es único por ese humanismo, esa solidaridad, esa entrega de nuestros profesionales, el vínculo directo con la población, el trato a los pacientes, la visita al hogar…, eso no lo hace nadie en el mundo y menos cuando no hay un interés económico de por medio. Esas son fortalezas del Programa del Médico y la Enfermera de la Familia, y una conquista de la Revolución.

“Es verdad que son grandes los desafíos, pero con la unidad y la inteligencia de este ejército de batas blancas (como lo bautizó Fidel) vamos a seguir desarrollando la medicina familiar, como lo hemos hecho en estos 40 años al servicio de la salud del pueblo”, concluyó.

  • Compartir:
0 Comment 902 Views
Indira Ferrer Alonso

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree