Santiago de Cuba,

El dengue: cuando la prevención falla, el peligro aumenta

15 October 2022 Escrito por 

Para nadie es un secreto que la transmisión de dengue es el problema de Salud más urgente hoy en Santiago de Cuba, que se mantiene entre las provincias cubanas con mayor riesgo de enfermar. Y es que la elevada incidencia de este padecimiento y la circulación de los cuatro serotipos del virus DENV, condicionan el incremento de casos graves.

Sin embargo, ante el peligro real de padecer la arbovirosis, no siempre se aplican las medidas de prevención y el mosquito sigue proliferando al amparo de la baja percepción de riesgo de muchas personas.

Así lo explicó a Sierra Maestra Alfredo Cintra Guerra, responsable del departamento provincial de Vigilancia y lucha antivectorial, quien asegura que la actual contingencia epidemiológica es probablemente la más compleja de las últimas décadas.

Según el directivo, lo más preocupante es que se conjugan las condiciones climáticas, las dificultades en el abastecimiento de recursos para el control vectorial y el saneamiento comunal; así como la falta de prevención en las comunidades y en los centros de trabajo.

“Para continuar disminuyendo la incidencia de dengue y avanzar hacia una situación epidemiológica más favorable, hay que atacar la causa de la enfermedad, y esto significa reducir la infestación del agente transmisor, que es el Aedes aegypti. Aunque decrece el  índice de infestación, la provincia continúa mostrando valores de alto riesgo en este sentido, por ejemplo, el de indicador se encuentra en 0.8, cuando debería ser igual o inferior a 0.05.

“Si bien la focalidad decrece con respecto a igual etapa del ciclo anterior, aún tenemos 1 037 criaderos detectados, y de estos ocho en centros laborales y el resto en viviendas. Por tanto, uno de los factores decisivos en la actual contingencia es la baja percepción que se tiene del peligro a que nos exponemos todos, pues estamos hablando de una enfermedad cuya forma grave puede causar la muerte”, alertó.

En efecto, se trata de un contexto en el que, como promedio, 635 personas son atendidas diariamente en los servicios médicos con diagnóstico presuntivo de dengue; y el 61.2% de las pruebas de laboratorio confirman la infección viral. Se trata de una coyuntura difícil, pues la escasez de insumos médicos y de lucha antivectorial obliga a destinar los recursos indispensables para desarrollar la estrategia de enfrentamiento a una arbovirosis que se encuentra en transmisión en  cinco municipios (Contramaestre, Mella, Palma Soriano, Songo-La Maya y Santiago de Cuba).

“El dengue prolifera cuando las medidas de control del vector se deterioran:  si no se realiza el autofocal en la vivienda y en el centro de trabajo para eliminar todo lo que pueda generar un criadero de mosquitos; si no se chapean las áreas enyerbadas; si no se limpian las comunidades ni se eliminan los microbasurales porque la gente sigue arrojando desechos en la vía pública, es muy difícil impedir un incremento de la infestación.

“Entre septiembre y noviembre transcurre el período de mayor reproducción del Aedes aegypti; estamos en un momento clave por las altas temperaturas y la elevada humedad. Por tanto, hay que utilizar bien los recursos humanos y materiales de que disponemos. Tenemos que actuar con más rigor tanto en la vigilancia y lucha antivectorial, como en la asistencia médica; pero la conducta responsable de la población es vital para lograr el éxito de esta lucha por la salud y por la vida”, aseveró.

Cintra Guerra insistió, además, en la necesidad de contribuir a las acciones de control vectorial.

“La desfavorable situación que presenta nuestro país en los abastecimientos  impide que se acometan grandes intervenciones como las realizadas en años anteriores. No obstante, continuamos priorizando el tratamiento adulticida (fumigación) en las manzanas con transmisión de dengue y en el bloqueo de casos, que incluye la fumigación a la vivienda donde se detecta un caso febril y a las aledañas, así como el tratamiento focal.

“En este sentido, queremos llamar a la población a preservar el abate de los tanques porque elimina las larvas. Apelamos a la sensatez de los moradores para que cumplan el tiempo de espera cuando se realiza tratamiento adulticida (fumigación) a sus inmuebles y los mantengan cerrados durante 45 minutos para garantizar la eliminación de los mosquitos adultos”, exhortó.

Además de estas acciones, se debe  enterrar neumáticos viejos, guardar bajo techo vasijas útiles como botellas, latas y otros recipientes que se desea reutilizar, y acudir al médico de inmediato ante síntomas como fiebre, malestar general y dolores musculares, articulares, de cabeza y detrás de los ojos. Cumplir rigurosamente el reposo y aislamiento cuando el médico indica ingresos domiciliario y estar atentos a signos de alarma como dolor abdominal, vómitos, náuseas, sangrado, hinchazón y decaimiento extremo, entre otros.

Con la Covid-19 aprendimos una gran lección: ante las epidemias, la fórmula para mantenerse vivo consiste en evitar la enfermedad, estar informado y llegar tempranamente a los servicios de Salud, si aparecen los síntomas. No olvidemos que   el dengue puede causar gravedad y muerte… Cuando la prevención falla, el peligro aumenta.

  • Compartir:
0 Comment 1186 Views
Indira Ferrer Alonso

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree