Santiago de Cuba,

Octubre monumento al valor de los cubanos

24 October 2023 Escrito por 
Tomadas de Internet

Corría la tercera decena del mes de octubre de 1962, la polarización entre las potencias llegaba a grados extremos, Estados Unidos al frente del bloque capitalista y la extinta Unión Soviética como punta de lanza del conocido campo socialista que componían la propia Unión de Repúblicas Socialistas y naciones de Europa del
Este, mostraban músculos y dientes. La paz mundial pendía de un delgado hilo.

A la composición de esa belicosa escena entraba Cuba con una finalidad soberana, pero vista desde otra óptica por el mando militar soviético que buscaba una correlación de fuerzas, luego de que
Estados Unidos desplegara cohetes portadores de ojivas nucleares en Turquía (actual Türkiye) en franca amenaza al territorio eslavo.

Fidel al frente del Gobierno revolucionario en la isla del Caribe era del criterio de que se hiciera pública la presencia de misiles nucleares soviéticos en Cuba, como un modo soberano de disuadir la invasión imperial que ya se conocía se preparaba, para sacarse la espina clavada en Girón, sin embargo prevaleció la decisión de la potencia euroasiática.

El secreto “duró menos que un merengue en la puerta de colegio”, aviones de reconocimiento y espionaje norteamericanos detectaron la presencia de los misiles en la isla lo que llevó al presidentee stadounidense John F. Kennedy a anunciar el bloqueo naval el 22 de octubre de 1962, a lo que respondió Fidel con la puesta en alerta a todas las fuerzas y medios con que contaba Cuba además de más de 40 000 efectivos soviéticos. La suerte estaba echada.

Pasarían 15 días de extrema tensión en los que la pequeña nación no dormía con los ojos en el cielo, los dedos en el gatillo y mucho… valor. Un pueblo dispuesto al combate pendiendo sobre este un
conflicto nuclear que bien hubiera puesto al borde de la destrucción a la propia especie humana; una secuencia de hechos y presiones, un pulso entre dos poderosos del que dependía que el territorio
nacional fuera invadido o no.

El aparato de partió en tres y sus restos quedaron dispersos Foto minfar

Hubo momentos muy oscuros que estuvieron a punto de servir de fondo a los destellos de un estallido atómico, entre estos los encuentros frontales en alta mar entre los barcos soviéticos y la flota norteamericana que bloqueaba a Cuba; y el más frágil: el derribo de un avión espía U2 que sobrevolaba el oriente cubano insistentemente y de forma provocativa, hasta que fue abatido el 27
de octubre.

Reconoce la historia que cuando el Lockheed U-2 pilotado por el Mayor Rudolph Anderson (única baja del conflicto) fue derribado al norte la antigua provincia de Oriente, en lo que constituye hoy
Holguín, ya las conversaciones entre los mandos soviéticos y estadounidenses estaban en curso y a punto de llegar a un acuerdo a espaldas de Cuba, que había puesto siempre por delante la transparencia y la solidaridad a la hora de permitir la instalación de los misiles en la mayor de las Antillas. En fin, entre los grandes se arreglaron.

Como respuesta a la actitud de los gobiernos de Estados Unidos y la Unión Soviética de ignorar la legitimidad de la participación cubana en las negociaciones, el Comandante en Jefe Fidel Castro
Ruz, exponía en comparecencia televisiva los conocidos Cinco puntos:
Cese del bloqueo económico y de todas las medidas de presión comercial y económica de Estados Unidos contra nuestro país; Cese de todas las actividades subversivas; Cese de los ataques
piratas; Cese de las violaciones de nuestro espacio aéreo; Retirada de la Base Naval de Guantánamo y devolución del territorio cubano ocupado por Estados Unidos.

No es difícil imaginar la airada protesta del Líder histórico de la Revolución Cubana ante semejante hecho, como testigo irrefutable tenemos al Guerrillero Heroico Ernesto Che Guevara, quien
posteriormente, en su carta de despedida escribiría: “He vivido días magníficos y sentí a tu lado el orgullo de pertenecer a nuestro pueblo en los días luminosos y tristes de la Crisis del Caribe. Pocas veces brilló más alto un estadista que en esos días”.

  • Compartir:
0 Comment 876 Views
Yuzdanis Vicet

Sígueme en twitter: @guajiritosoy

Website: www.santiagoenelmundo.blogspot.com Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree