Santiago de Cuba,

Ellas son Shirley y Beline

30 May 2022 Escrito por 

“Me defino como una mujer más de la sociedad, pero en este caso una mujer trans, encantada y feliz con la vida que me ha tocado vivir”, ella se llama Shirley.

“Este cambio de nombre constituye un triunfo para toda la comunidad trans, es la victoria de una lucha de años, el cumplimiento de una meta trazada por varias generaciones de transgéneros. Representa quiénes somos, quién soy, y lo que puedo lograr con determinación y empeño”, su elección fue ser Beline.

Ellas son las 2 santiagueras, la segunda y tercera transgéneros de Cuba en realizar el cambio de nombre en el Carné de identidad. Gracias a la Instrucción 1 de 2022 del Departamento de Registro y Notaría del Ministerio de Justicia, ya es posible esta correspondencia con la orientación de género.

El respaldo jurídico

Desde la Carta Magna de la República de Cuba se aboga por la igualdad ante la ley de las personas, a su protección y trato con el goce de las mismas libertades, oportunidades y derechos, enfatizando, entre otros, en la no discriminación por razones de “sexo, género, orientación sexual, identidad de género”.

Tema que ocupa cuando se dan pasos significativos con proyectos de leyes como el de Código de las Familias, que también reconoce la diversidad en la formación de la célula fundamental de la sociedad y convida a la preservación de valores entre sus integrantes, como el amor, el respeto, la comunicación y la comprensión. Asimismo, condena abiertamente la violencia de género.

En este sentido, los documentos registran conceptos muy diferentes, que en la jerga cotidiana del santiaguero son utilizados indistintamente: orientación sexual e identidad de género. La primera va más hacia nuestra preferencia afectiva, física, y emocional con él o ella en lo íntimo. Es decir, quién nos gusta. Mientras que lo segundo nos pregunta quiénes somos.

Sean hombres o mujeres, sentirse auténtico, asumiendo el género o rol opuesto al que la sociedad nos ha asignado no es un delito para la moral de nadie. Sentimiento acompañado por la modificación del físico, y escoger la etiqueta de transgéneros, o simplemente trans. Aunque en lo individual, prefiero simplemente llamarles “personas”.

Para el ser humano todo es importante, desde la autodefinición como el reconocimiento social. En Santiago de Cuba, Sierra Maestra conoció la historia de una de ellas, quien junto a su amiga Beline, modificaron el nombre de su carnet de identidad como ciudadanas cubanas. Nunca más nadie les hablará de contradicciones entre un “él” en su documento oficial, y quienes son realmente. De su historia, con peripecias, luces y sombras, y victoria, compartió:

“Sí, he sufrido como cualquiera por defender lo que soy, y mi integridad física como ser humano. Pero eso ya quedó en el pasado, aunque a mí nunca nada me ha detenido, siempre he ido hacia adelante sin mirar atrás. Anécdotas negativas las sentí en carne propia como otras personas como yo, pero ya hice borrón y cuenta nueva, gracias a amistades maravillosas y positivas con las que me relaciono o pienso seguir encontrando en el camino.

“No obstante, mi infancia y adolescencia así como la adultez han sido bastante tranquilas junto a ellos, los que me brindan su cariño desinteresadamente. En lo personal, creo que me siento y estoy satisfecha con la vida que me ha tocado, y si hubiera reencarnación, volvería a nacer así. Profesionalmente tengo un título, soy Licenciada en Estudios Socioculturales, aunque no lo ejerzo por cuestión de que no me gustó la carrera.

“Con mi familia me va bien, me aceptan  y me quieren como soy. No hay nada que ocultar, en estos momentos no tengo pareja, porque no estoy para eso, pero pretendientes no me faltan. Cuento con muchas aspiraciones que, si me disculpas, quisiera reservármelas hasta ver si se dan con el favor de Dios, porque fe no me falta.

“Llevar el nombre con el que siempre me he identificado, en el Carnet de identidad, es un sueño hecho realidad, y me siento más contenta y plena como la mujer que siempre he sido. Estoy muy agradecida por tantas personas que hicieron esto posible, entre ellas se encuentra la profesora y jurista Mirna, la psicóloga Graciela, la notaria Evelin, entre muchos más.

“Mi anterior nombre era Maiquel Antonio Hechavarría Lescay. Ahora es Shirley, y quiero ver si le agregan Michell, para que suene más original. Espero muchas cosas buenas de la vida. Por ahora todo va bien. Ya somos dos con el cambio de nombre, Beline y yo: Shirley”.

 Mi nombre: quien soy

“Mi nombre de nacimiento fue Luis Miguel León Valle. El de Beline Miriel surge ya que siempre me gustó llamarme como mujer con la inicial B. El personaje de Belinha de la telenovela brasileña Cabocla contribuyó en esto, pero quería fuese diferente, que tuviera mi esencia, y un toque personal. De ahí nació Beline, que luego supe es natural de Francia, y Miriel lo escogí como homenaje a mi madre, pues era uno de los que había seleccionado ponerme en caso de haber nacido biológicamente mujer.

“Beline Miriel se define como una mujer sencilla, sincera, sensible, luchadora, sociable, conversadora, divertida, adelantada a su tiempo, inteligente, un poco terca y con un carácter fuerte pero dulce.

“Para mí ser reconocida en mi familia y ante la sociedad no ha sido tan difícil en comparación con otras chicas. Desde muy niña fui apoyada por mi abuela, quien me crió y permitió de una forma u otra que fuese yo misma. Para mi mamá era más difícil, ya que siempre ha temido por la opinión pública y a la actitud de mi papá, quien no se hizo partícipe de mi vida.

“También fue un duro golpe para ella el saber de mi decisión de cambio de nombre, ya que este me lo pusieron en homenaje a mi abuelo, el cual era el ídolo de mi madre. Pero poco a poco comprendió que ser la mujer que soy y realizarme, era el primer paso a mi felicidad.

“Con respecto a la sociedad, siempre he sido querida y respetada por mis amigos y vecinos, algunos se han adaptado más rápido que otros, pero ya hoy en día es totalmente diferente, hay más aceptación. Aunque he pasado por el bulling habitual, las miradas y los comentarios, los cuales al principio me afectaban mucho, pero poco a poco lo he superado.

“Aún nos falta mucho por alcanzar, sobre todo en el ámbito laboral. En un futuro me veo trabajando, o como modelo-espero que para eso no sea muy tarde, jajaja-, me visualizo en grandes proyectos sociales y comunitarios, pues soy activista, y tengo habilidades como graduada de Licenciatura en Logopedia y Foniatría desde el curso 2012-2013.

“No obstante me ha ayudado mucho a vencer los obstáculos mi decisión de ser feliz, mis deseos de realización y empoderamiento, el hecho de verme como una mujer independiente, con el apoyo de mi familia y de todas las personas que me aman y contribuyen a la realización de mis sueños. Ahí radica mi fuerza y la motivación de seguir”.

Así se llaman mis inigualables amigas, a quien conozco hace más de media década. Gracias al apoyo del marco jurídico, siento orgullo de su felicidad, que también es la mía.

Apoyo en Santiago de Cuba

Los detalles de la organización de este proceder en la provincia, los tiene la Doctora en Ciencias Jurídicas Beatriz Méndez López, profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad de Oriente. Ella también es integrante de la Oficina de atención a los casos de violencia y discriminación por motivos de género y orientación sexual.

Este proyecto es coordinado por el Centro Nacional de Educación Sexual, en apoyo con la Unión Nacional de Juristas de Cuba (UNJC)-, cuya sede está ubicada en calle Heredia % Carnicería y Calvario (Casa social de la UNJC con teléfonos, 22653029 y 22652230):

“Siempre se realizó por la ley del Registro del Estado Civil el cambio de nombre, pero sólo si este se correspondía con el sexo. Esto ahora ya no es un requerimiento. Nuestra oficina, que acompaña los procedimientos, labora los martes con esta finalidad. Contamos con un equipo de profesores universitarios, abogados, fiscales, consultores, y especialistas del Ministerio de Justicia.

“Con este último organismo se coordinó el desarrollo de los pasos, en los cuales se consultan los antecedentes penales del solicitante, se entrega el documento notarial que acredita que socialmente se conoce a esa persona con este nombre. Desde el Registro del Estado Civil se asiste a notarios con la documentación, y ya una vez extraída la certificación de nacimiento con los nuevos datos incorporados, el peticionario acude a la gestión del carné de identidad.

“El acompañamiento de nuestra oficina en todo el proceso, garantiza que este sea tácito, es decir, ágil, sin trabas, demoras o dificultades. Ahora ya han solicitado 5 personas más, 2 de las cuales están en espera de recibir la resolución del registro. Este paso es toda una victoria, ya que aunque existía una resolución conjunta de los ministerios de Justicia y del Interior para el cambio de foto según la orientación de género, continuaba la distorsión e incoherencia entre la identidad social, lo legal y el nombre en el carné de identidad”, destacó.

Aunque aún no existe una Ley de identidad de género, y de respuesta legal en los casos de los nacidos como intersexuales -los conocidos hermafroditas-, para las reasignaciones de sexo existen registros de data significativa, acerca de solicitudes y concesiones de nuevas acta de nacimiento, con el dictamen de un tribunal para la subsanación de los datos, en caso de la modificación de las denominaciones masculino o femenino.

  • Compartir:
0 Comment 2945 Views
M.Sc. Milagros Alonso Pérez

Licenciada en Periodismo. Máster en Estudios de Lengua y Discursos. Graduada de los posgrados de Gestión, Redacción y Publicación de Artículos Científicos en Ciencias Sociales y Humanísticas y de Gestión de Redes Sociales. Profesora Instructora de la Universidad de Oriente. Periodista del Sierra Maestra.

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree