Santiago de Cuba,

La señal de la provincia Oriente era magia

22 July 2023 Escrito por 

“Seca rápido con alcohol de 90, cuando se pedía la película fotográfica de ahora para ahorita, pues el noticiero estaba a punto de salir al aire”. Así era la vorágine de trabajo del canal informativo para la provincia de Oriente; aquel que salió al aire el 22 de julio de 1968 y se transmitía durante seis horas diarias.

Al celebrarse el 55 aniversario de la televisión en Santiago de Cuba, Sierra Maestra conversó con uno de sus primeros camarógrafos, Norberto Almira Lobaina, quien narra la magia de esos años, de lo que se llamó Tele Rebelde:

“Desde pequeño quise ser cineasta y realizador. Al poco tiempo de la creación del canal, me puse en contacto con Enrique Bonne Castillo -uno de sus fundadores-, quien en aquel momento estaba al frente de la Producción, para incorporarme al colectivo. Primero fui colaborador y en 1972 comienzo a trabajar oficialmente. Estuve en los inicios al frente de la ambientación, encargado de colocar la escenografía, los muebles, cuadros y demás objetos de acuerdo con la época, que se buscaban con instituciones y colaboradores. Tuve que estudiar y aprender mucho para eso.

1689916547493“Se hacían novelas de Maité Vera, aventuras, teatro infantil, programas campesinos en vivo y musicales; se gestionaban los vestuarios, se iba a una playa a grabar en exteriores o todo se hacía en un pequeño estudio.

“Las aventuras de Juan Quinquín las filmé, la fotografía de la obra Oro Verde en Camagüey, Doña Guiomar... Mi primera cobertura periodística fue un incendio de grandes proporciones.
“Me adiestré con una cámara de 8 mm de filmación, un obsequio; realizaba el montaje, editaba y revelaba. La primera cámara a color que tuvo el canal fue una Ikegami HL-77, las anteriores eran de cuerdas y baterías, en blanco y negro. La cinta de película de 16 mm, se revelaba en un tambor, se empataban o editaban los rollos y por telecine se proyectaban a otra cámara de la televisión que llevaba las imágenes al aire.

“Para el revelado había que tener conocimientos de química; grabar en positivo para proyectar en positivo, las sustancias que se utilizaban eran diferentes, distintos compuestos inorgánicos. No era nada fácil. Cuando se sacaba de la cámara la película no podía dar la luz porque se echaba a perder. Se hacía todo en un cuarto oscuro.

“El tambor se cargaba dándole vuelta al biombo con el líquido especial, pones la película montada dentro, presillas, terminas lo que se fuera a revelar, enganchas, tapas y enciende una luz roja, extrae la imagen, luego una luz blanca: todo cronometrado por alarma. Una vez utilizado el líquido, se lavaba con mucha agua, y se ponía a secar el biombo...

“Cada 32 pies de película era un minuto aproximadamente de filmación. Cuando los editores recibían el guión con el pedido del periodista que explicaba qué planos deseaba y de qué cortes, se seleccionaban y pegaban los pedacitos de película. Cuando se macheaba con la consola en blanco y negro o a color se hacía perfectamente.

“Viajábamos con nuestra técnica a La Habana, Pinar del Río, Isla de la Juventud, Cienfuegos, Baracoa, buscando una imagen. Con 3 000 pies de película fui hasta Manzanillo, luego se enviaba por guagua hasta la terminal lo grabado. Así se hacía el noticiero y el estudio se llenaba de público. Existía desde entonces un centro de control de la imagen al aire, donde se evaluaba el texto, la imagen y el sonido, para luego llevar a un consejillo cada detalle que había fallado y se podía mejorar.

“Había corresponsales en toda la región. Hasta me adiestré con los periodistas en recoger datos y hacer entrevistas. Así realicé coberturas informativas por el mundo, en eventos con personalidades, durante las visitas del Comandante en Jefe Fidel y el General de Ejército Raúl Castro Ruz a Santiago de Cuba y las lomas de Oriente.

“Pero si un sábado o domingo había movilización para el café, limpiar carretera o cortar caña, todos nos íbamos a los trabajos voluntarios y veníamos a hacer programas. De lunes a lunes, lo que hiciera falta. Con casi nada se hacía bastante; he sido profesor de las nuevas generaciones. Mi eterna escuela y casa: la televisión santiaguera”.

En 1979 se fusionaría el canal dos con la señal territorial Tele Rebelde, manteniendo su nombre. Cuando nace la red de telecentros, el 16 de abril de 1986, emergió Tele Turquino, el cual reúne a un colectivo de excelentes profesionales que también celebran y hacen homenaje en la fecha a ese canal, a cinco décadas y un lustro de su fundación.

  • Compartir:
0 Comment 581 Views
M.Sc. Milagros Alonso Pérez

Licenciada en Periodismo. Máster en Estudios de Lengua y Discursos. Graduada de los posgrados de Gestión, Redacción y Publicación de Artículos Científicos en Ciencias Sociales y Humanísticas y de Gestión de Redes Sociales. Profesora Instructora de la Universidad de Oriente. Periodista del Sierra Maestra.

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree