Santiago de Cuba,

¡Solavaya!

09 February 2023 Escrito por 

El próximo  26 de marzo, el recuerdo de José Cuevas Veranes estará presente en mi memoria. Así sucede cada vez que hay un proceso electoral cubano. Siempre que a él se le hablaba de las elecciones en la Cuba pre revolucionaria, una exclamación salía  disparada, más que de sus labios, de su corazón: ¡Solavaya! En  nuestro argot, eso equivale a decir: ¡No quiero saber de eso!

Una vez me contó que en la zona rural donde vivía, su padre se rebeló contra la Guardia Rural al servicio de los gobiernos opresores. Y lo apalearon, golpiza que lo llevó a la muerte. La madre y los nueve hijos quedaron abandonados en la más terrible miseria.

Me relató que un día la vieja vino para Santiago de Cuba con tres hijos enfermos y llegó al único hospitalito infantil que existía en la entonces capital de Oriente. Uno sufría de gastroenteritis, otro carente de vitaminas en el cuerpo, y el tercero con tifus. Pero no tenía dinero para el pago de la asistencia médica ni de las medicinas.

Fue entonces que un politiquero – a la caza de personas humildes con esa u otras desgracias- le ofreció la solución a cambio de que le entregara la cédula electoral de ella y de su familia. El pacto tuvo que hacerse.

En otra ocasión, murió el hermano mayor, pero no había dinero para el gasto de los funerales. Uno de esos buitres de las urnas, nutriéndose del dolor de la familia, le propuso que “Si todos se unen y dan su voto, lo demás es fácil”. La dignidad no permitió esta vez la afrenta. Fue necesario conveniar un “tendido luctuoso a plazos” y cargar con la deuda durante cinco años.

Ante aquella situación, es comprensible que uno de los hermanos de José Cuevas muriera de viruela, dos de tifus, al tiempo que dos hermanas fallecieron durante el parto.

Por eso tendré en la mente a este humilde santiaguero –ya fallecido- cuando el 26 de marzo, bien temprano, deposité mi voto en la urna para elegir a mis  Diputados. Sé que también él estaría presente en su colegio electoral.Y al recordar las elecciones del pasado capitalista – cuando para el imperio del Norte revuelto y brutal que nos desprecia, al decir de José Martí, éramos un país democrático- repetiré con mi amigo la exclamación que merece ser escrita con  letras mayúsculas: ¡SOLAVAYA!.

  • Compartir:
0 Comment 632 Views
Orlando Guevara Núñez

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree