Santiago de Cuba,

LABEX-CIM: 29 años de ciencia y compromiso

01 August 2022 Escrito por 

Investigar, desarrollar, fabricar y comercializar productos para el diagnóstico de enfermedades, con altos estándares de calidad y eficiencia económica, se dice fácil, pero no lo es. Bien saben los 112 empleados del Laboratorio de anticuerpos y biomodelos experimentales (LABEX), de Santiago de Cuba, cuánta dedicación, preparación y compromiso se requieren para lograrlo.

Detrás hay mucha planificación del trabajo, responsabilidad y personas competentes dispuestas a asumir metas superiores porque comprenden el alcance de su labor y perciben resultados económicos a la altura… 

Uno comprende de inmediato por qué afirman que es un orgullo trabajar allí;  y la importancia que conceden a las competencias laborales, a la superación, al cumplimiento de las buenas prácticas y a la innovación -en el más amplio sentido de la palabra.

La institución, adscrita al Centro de Inmunología Molecular (CIM), llega a sus 29 años con una amplia experiencia en el campo de la biotecnología y con un alto nivel de satisfacción del colectivo, que se sabe indispensable para el sistema nacional de Salud.

indira1LABEX es vital para la soberanía tecnológica de Cuba en el diagnóstico de un grupo importante de enfermedades. Es el proveedor de reactivos y otros productos indispensables en los procesos de clasificación de grupos sanguíneos, detección de microrganismos  patógenos circulantes y en la evaluación de su resistencia a determinados esquemas terapéuticos. Asimismo, desarrolla formulaciones para el estudio del cáncer en diferentes localizaciones. Como parte de una de las instituciones líderes de la farmacología en la Mayor de las Antillas, sus investigadores apuestan por la innovación científica para favorecer el avance hacia una medicina cada vez más personalizada y eficaz.

“Somos el principal desarrollador de hemoclasificadores (compuestos químicos para tipificar la sangre en los diferentes grupos sanguíneos), esenciales para la actividad quirúrgica, el Programa de Atención Materno Infantil y el manejo de situaciones de desastre o de guerra, por ejemplo.

“Liderar el desarrollo y la exportación de biodiagnosticadores es una meta en la que trabajamos sin descanso”. Además, fabricamos los reactivos para el serotipaje de los grupos sanguíneos del sistema ABO y el Rh que se utilizan en los bancos de sangre y hospitales cubanos[SRP1] . Nuestros productos son vitales para el flujo de procesos de detección y seguimiento de enfermedades infecciosas y oncológicas; el VIH/Sida y otras afecciones del sistema inmunológico”, explicó la Dra.C. Suyén Rodríguez Pérez, directora de LABEX.

Dicho así parece simple, no obstante, la actual cartera de productos de esta dirección de negocios del CIM es resultado de casi tres décadas de investigación e innovación. Y su colectivo tiene muchas otras potencialidades, en la que labora de conjunto con la Universidad de Oriente, la Universidad de Ciencias Médicas y otros actores del desarrollo científico en Cuba.

“Tenemos una vasta experiencia en biomodelos de experimentación con animales vivos, algo que el país ha demandado mucho en los últimos tiempos porque constituyen una alternativa de investigación trascendental para la industria biofarmacéutica. Estos biomodelos son primordiales en los ensayos clínicos, preclínicos y de laboratorio de vacunas terapéuticas contra el cáncer, que luego podrán ser aplicadas.

“Aprovechando el conocimiento acumulado en estos años en el campo de la inmunohistoquímica, estamos trabajando para que nuestros reactivos cumplan una serie de requisitos de calidad internacional que nos exige el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CEDMED). De esta manera garantizamos dos aspectos prioritarios: propiciar una mayor personalización de los protocolos terapéuticos y que nuestros productos sean exportables”, comentó la experta.

A pesar de las rigurosas normativas para el desempeño laboral y las evaluaciones sistemáticas, LABEX ofrece un ambiente favorable a sus empleados.

A partir de las medidas aprobadas en 2021 para perfeccionar los mecanismos de pago a los trabajadores del sistema empresarial, tanto el salario, como los dividendos por concepto de utilidades están en correspondencia con el aporte individual; además, se cumple el pago por alto desempeño, todo lo cual permite diferenciar los ingresos sobre la base de la permanencia, la cualificación y el ejercicio de responsabilidades, entre otros factores de impacto en el logro de los objetivos del centro.

indira3De modo que el salario promedio se ajusta en la entidad a tenor de los niveles de eficiencia y la generación de ingresos. Por citar un ejemplo, el más reciente fue de 10 000 pesos (como promedio) y la retribución por resultados  (que se distribuye trimestralmente) permite que sus ingresos estén alrededor de los 30 000 pesos.

Además del impulso a la productividad que constituyen estos pagos, se prestan servicios para contribuir a la satisfacción de necesidades de los trabajadores y su familia.

“Tenemos que buscar fórmulas, nuevas iniciativas para que     -en medio de las limitaciones materiales que enfrenta el país- nuestros compañeros tengan menos preocupaciones y se sientan motivados para seguir aportando a la organización y a la sociedad.

“Con este propósito, ofrecemos servicios de venta de alimentos elaborados, venta de módulos con lo que podamos gestionar, ya sean productos agropecuarios, cárnicos, productos de aseo, entre otros recursos, etc. Y estamos evaluando otros servicios, como el de lavandería, que próximamente beneficiará a los trabajadores que lo deseen”, detalló Mayda Leyva Romero, jefa del departamento de Administración.

Maritza Benítez García, es una de las fundadoras que aún trabaja en LABEX. A su juicio, lo logrado en estos 29 años no es una obra perfecta, sino una institución que se construye sobre el esfuerzo y la capacidad de muchas personas.

“Tenemos una fuerte identidad -dijo- y un gran sentido de pertenencia. Creo que una de las mejores cosas de este centro es el empeño de afianzar valores como la sensibilidad, el humanismo, la responsabilidad y el compromiso con la Revolución.

“Aquí no solo se beneficia a los trabajadores, también a nuestros jubilados, a los compañeros que requieren certificado médico por tiempo prolongado, incluso, hemos tenido experiencias lamentables de compañeros fallecidos y en esos casos ha primado la solidaridad del colectivo con los familiares.”

Pertenecer a una empresa como el CIM, de gran experticia en el conocimiento, tecnología de alto estándar y ciclo cerrado (investigación-desarrollo, producción, comercialización), constituye un desafío perenne para las mujeres y los hombres de LABEX.

Alejandro Miranda, bioquímico y Máster en Biotecnología que dirige el departamento de Investigación y desarrollo, lo sintetizó de este modo: “es un privilegio al que uno tiene que responder con un alto sentido de la responsabilidad porque Cuba ya tiene un prestigio como polo biomédico que es resultado de muchos años de trabajo; y al formar parte de una de las instituciones más representativas del desarrollo científico de este país, no se espera menos de nosotros.”

Probablemente esas palabras contengan una de las certezas que tuvo Fidel cuando a las 9:30 de la mañana del 27 de julio de 1993, llegó a LABEX para dejar fundado este baluarte de ciencia y compromiso.

  • Compartir:
0 Comment 1135 Views
Indira Ferrer Alonso

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree