Santiago de Cuba,

Toma chocolate y paga lo que debes

18 March 2022 Escrito por 

Más de seis millones de pesos planificados para pagar salario a sus trabajadores, dar mantenimiento a los medios de transporte, comprar insumos y accesorios, reparar líneas de conducción eléctrica y recuperar transformadores para reincorporarlos al sistema, están deficitarios hoy en la Empresa Eléctrica de Santiago de Cuba.

Lo que fue una decisión para ayudar al pueblo a enfrentar la pandemia de Covid-19 en los meses más duros del contagio, se convierte en un “bumerán” para esa entidad cuando miles de santiagueros no acuden a pagar lo que deben y un dinero planificado, no entra a la contabilidad, sin dudas una situación compleja.

Los llamados clientes morosos a quienes yo calificaría como irresponsables, tienen aún en su poder el dinero con el que debieron pagar un servicio que ya disfrutaron sin la preocupación de salir a la calle a exponerse a la pandemia, lo menos que se podía esperar es que fueran recíprocos con el Estado, pero no, es más cómoda la conducta de “esperar a ver qué pasa”.

Si bien fue ampliamente difundida la posibilidad de realizar convenios que facilitan los desembolsos para evitar un impacto económico en las familias santiagueras, no ha sido suficiente para motivar a los irresponsables a pagar lo que le deben al Estado.

Sin embargo, sobran los “irritados y dolidos” cuando los operarios de la empresa eléctrica se personan en las viviendas a cortar el servicio, una medida que está establecida desde el momento en que se realiza el contrato con los clientes, ahora tendrán que asumirlo como respuesta a la “filosofía del azadón” (todo para mí y nada para el otro lado) que están usando los clientes morosos.

Aún cuando el corte del servicio es una medida ante la indisciplina social de incumplir los términos del contrato, no es la solución del problema, lo que revertirá la situación financiera de la empresa eléctrica es el pago definitivo de la deuda, que usted acuda a realizar los convenios que beneficien a ambas partes.

Asumir con responsabilidad y de forma agradecida que las medidas adoptadas en los meses duros de la pandemia fue un aplazamiento del pago del servicio eléctrico, no una exoneración de su deber, es un buen inicio para transitar por los caminos de la disciplina, la racionalidad y las buenas normas de convivencia social.

Lo invito a que sea consecuente hoy, para que en eventos futuros no haya que pensarlo dos veces, a la hora de tomar buenas decisiones como la que ha traído a los trabajadores eléctricos santiagueros a esta difícil situación, en la que quienes “toman chocolate, no pagan lo que deben”.
Facebook
Twitter

  • Compartir:
0 Comment 1059 Views
Yuzdanis Vicet

Sígueme en twitter: @guajiritosoy

Website: www.santiagoenelmundo.blogspot.com Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree