Santiago de Cuba,

Sierra Maestra, de la clandestinidad a la victoria

14 July 2022 Escrito por 

¿Cómo fue el proceso  del periódico Sierra Maestra desde la lucha clandestina hacia la victoria?  ¿Cómo se produjo, el 1ro. de enero de 1959, ese paso trascendente? ¿Por qué no pudo salir, el 2 de enero, nuestro periódico, con su nombre bien ganado durante la guerra?  A las puertas del aniversario 65 de su fundación, el análisis de estas circunstancias vale.

La primera publicación acreditada como Órgano Oficial del Movimiento Revolucionario 26 de Julio en Oriente, nació  a inicios de  diciembre de 1956, con el nombre de Boletín Informativo que se transformaría luego en Últimas Noticias, hasta pasar a Sierra Maestra, cumpliendo un acuerdo de la Dirección Nacional de Propaganda del Movimiento de que con ese nombre se editara en las seis provincias cubanas de esa época.

Así, desde sus inicios, los boletines y Sierra Maestra cumplieron su misión de denunciar los crímenes de la tiranía, difundir la verdad sobre la guerra y convocar al pueblo al combate. Decenas de hombres y mujeres arriesgaban todos los días su vida para redactar, imprimir y distribuir  esta publicación.

Ya en diciembre de 1958, Miguel Deulofeu Ramos, Responsable de Propaganda del M-26-7- en Oriente,  fue llamado al Segundo Frente Frank País, donde recibió las indicaciones, ante el inminente ataque rebelde a la capital oriental, de poner los periódicos y emisoras aquí existentes  en función de arengar a los oficiales y soldados de la tiranía a  virar sus armas contra ésta y para  orientar a la población.

Esta misión fue bien cumplida. Por coincidencia, el último número de Sierra Maestra en la clandestinidad fue distribuido el mismo día de la victoria revolucionaria.

Como parte de esa estrategia rebelde, la Sección de Propaganda del Movimiento se presentó en los talleres del periódico Diario de Cuba, ubicado en Corona 502, a cuya dirección se le comunicó que al otro día el periódico saldría con el nombre de Sierra Maestra, Pero hubo un hecho que lo impidió. El Responsable Nacional de Propaganda, Carlos Franqui- luego traidor- indicó que el nombre del periódico no sería ése, sino: Revolución. Y así se hizo.

Este personaje planteó, además, que la propiedad privada tenía que ser respetada y habló hasta de devolución, a lo cual Miguel Deulofeu respondió que si  así fuera, en su criterio, debía ser entregado a los trabajadores para que crearan una cooperativa. Pero esa maniobra fue frustrada.

En virtud del cambio de nombre, el periódico se editó, hasta el 13 de enero de 1959, con el de Revolución. Pero al día siguiente, retomó su nombre de guerra, que perdura hasta hoy: Sierra Maestra. La fundamentación de esa decisión la expuso el compañero Jorge Risquet, en septiembre de 1982, en entrevista por este órgano publicada.

“Cumpliendo órdenes del Comandante Raúl Castro, en la primera semana de enero, comuniqué a los editores de Revolución que éste se imprimiría en La Habana y que, en su lugar, en aquellos talleres del Diario de Cuba, se editaría el periódico Sierra Maestra”.

Como director de este órgano de la Revolución fue nombrado José Nivaldo Causse, y como subdirector, Miguel Deulofeu Ramos. La lucha, después de la victoria,  no fue menos tensa. Así la describiría el propio Causse:

“El triunfo de una revolución radical, verdadera, polariza la lucha de clases, y en este contexto comparece Sierra Maestra desempeñando el papel de vocero de las fuerzas más radicales, más revolucionarias, por lo que choca notablemente con los que de una manera u otra tratan de frenar el impulso de la Revolución”.

Esta es parte de la historia del Sierra Maestra que hoy continúa firme y fiel a la Revolución, sin traicionar  nunca la confianza expresada a su colectivo por Raúl, de que en él confiaba para los combates presentes y los que están por venir.

  • Compartir:
0 Comment 1668 Views
Orlando Guevara Núñez

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree