Santiago de Cuba,

Los niños más amados

16 February 2024 Escrito por 

Este 14 de febrero de 2024 fue de sentimientos encontrados para Ezequiel Antonio Benavides Ramírez, de 18 años. En él se conjugaron la nostalgia del joven que se marcha de casa para, con el estatus de mayor de edad, asumir las riendas de su vida y el beneplácito de sentirse amado por su familia de seis hermanos, varias madres y muchísimas tías.

 

“Quedé huérfano de madre a los 2 años; en marzo de 2021 falleció mi tía, que era mi tutora legal, y en mayo mi papá. Pero no quedé desamparado, el Estado cubano aseguró que mi vida transcurriera lo más normal posible en el Hogar para menores sin amparo familiar de Palma Soriano, en el que sentí el afecto que tanto necesitaba y la protección anhelada”, dijo Ezequiel, en medio de un llanto indecible, minutos antes de abrir la puertas de la casa que fue edificada para él en el reparto Nito Ortega de la Ciudad del Cauto.

“En el último bienio siete hijos nuestros han recibido viviendas similares a esta, compuestas por el portal, sala, dos habitaciones, cocina-comedor y baño, a lo que se suma el mobiliario y la vajilla necesaria; todo sufragado por la Asistencia Social”, aseguró Maricel Kindelán González, directora de la institución educativa santiaguera en la que, incluso, “han habido menores con ingreso provisional bajo el régimen de tutela urgente, -que se aplica, por ejemplo a aquellos niños cuya madre o padre los abandonaron o hubo determinada situación y hay que proceder de la forma más expedita posible”.

“He recibido una atención integral, me gradué como técnico medio en Construcción civil y trabajo en la Empresa de Mantenimiento Vial, extrañaré la convivencia, pero sé que puedo acudir al Hogar cuando lo desee; esa es mi familia y soy muy feliz de tenerla”, enfatizó el joven, en medio del jolgorio del Día del Amor y la Amistad y el recibimiento que los vecinos y factores de la comunidad le hicieron; así como sus hermanitos del Hogar, que aprovecharon la oportunidad para abrir el Buzón del Amor que contenía cartas y postales concebidas especialmente para la fecha.

La Constitución de la República instituye las garantías para el ejercicio de los deberes y derechos que nuestro Estado Socialista confiere a todas las personas, de manera especial a los menores de edad.

El Código de las Familias fortalece dicha legalidad y el sistema de instituciones, órganos y organización así lo ejecutan. “La Resolución 3 de 2023, de la Fiscal General de República, establece las metodología para la protección a las familias y a los asuntos jurisdiccionales, así como para el sistema de protección a los menores de manera integral”, explicó Yusmari Pineda Saburen,
Vicefiscal Jefa del municipio.

“El seguimiento a cada menor resulta vital, todos los meses realizamos vivitas de control a los hogares para constatar la estricta observancia de la legalidad, incluso hasta de los recursos materiales destinados a cada uno de ellos y, en casos como el de Ezequiel –que no contaba con ningún bien -, se le garantiza una vivienda”, refirió Pineda Saburen.

La primacía del interés superior del niño es concluyente a la hora de tomar decisiones con respecto a ellos, el fundamento legal creado en Cuba así lo dispone y garantiza. El artículo 6. 4 del mencionado Código enfatiza que “El Estado garantiza el derecho a una protección y asistencia especiales a las niñas, los niños y adolescentes que estén temporal o permanentemente privados de su medio familiar, o cuyo interés superior exija que no permanezcan en ese medio”, al tiempo que en el número 7 especifica que el interés superior de niñas, niños y adolescentes “es un principio general que informa el derecho familiar, de obligatoria y primordial observancia en todas las acciones y decisiones que les conciernen,
tanto en el ámbito privado como público”.

Las comisiones de Atención y Prevención Social y los equipos multidisciplinarios –integrados por pedagogos, psicólogos, decisores administrativos y cuantos especialistas se requieran- resultan fundamentales para “entregar a la sociedad personas de bien, porque somos responsables de todo lo que les acontezca y eso implica, obviamente, la conducta y la formación de valores;
figúrate, yo soy la tutora legal de cada uno de estos niños”, ponderó la Directora del Hogar.

Entre tantas emociones y explicaciones –porque conocer de cerca sobre la vida y misión de estos hogares estremece el alma-, Alina Isabel Romero Reyes, presidenta municipal de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM) aquí, le dijo, con mucha determinación a Ezequiel, “recuerda que somos hermanos, que ellos son nuestra familia y que la Patria martiana te ha besado en la frente”.

Alinita también es parte de esa gran familia integrada por cientos de personas, que desde la década de los 80 de la pasada centuria han trabajado o vivido, cuyos “lazos, no son sanguíneos sino sentimentales; mi agradecimiento a la Revolución es total, mi vida no fue nada fácil, perdí a mi madre, y mi padre –se entristece- mejor no ofrecer detalles. Asumir la presidencia de la FEEM ha sido algo extraordinario, nunca imaginé que mis compañeros depositarían tal confianza en mí, lo hago con total responsabilidad y entrega”.

Este Hogar, uno de los tres que existen en la provincia de Santiago de Cuba, ha devenido en la joya más cuidada de Palma, “y un país bloqueado como el nuestro hace hasta lo humanamente imposible para garantizarlo todo: víveres, ropas, juguetes, paseos, supervisión y el amor imprescindible para lo que saben querer”, añadió Yamile Bruzón García, intendente municipal.

  • Compartir:
0 Comment 834 Views
Luis Alberto Portuondo Ortega

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree