Santiago de Cuba,

El ferrocarril puede mover más a la sociedad y la economía

02 February 2024 Escrito por 
Este año son prioridades la recuperación de equipos ferroviarios y mejorar las vías Granma

Con la corrección de las distorsiones en nuestra economía, el aumento de las tarifas en la transportación de pasajeros -de manera peculiar en la ferroviaria-, el sector se encauza a la revitalización.

La canasta familiar normada, combustibles y contenedores con materias primas son trasladados por el camino de hierro desde el puerto Guillermón Moncada de Santiago de Cuba hacia el resto de los territorios a través de una red de vías compuesta por: la Central, Combinado-Bayamo y Combinado Guantánamo, y los ramales Bayamo-Manzanillo, Holguín-Antilla y Cacocum-Holguín.

“El mantenimiento constante de esas líneas férreas se ejecuta por brigadas de vías, obras y construcciones, lo que permite que los trenes alcancen más de 80 kilómetros por hora”, destacó la ingeniera Irene Hernández Rodríguez, directora de la unidad empresarial de base (UEB) Vías, Obras y Construcciones Santiago, dependencia de la Empresa Constructora de Vías Férreas Comandante Tony Santiago.

Según Hernández Rodríguez, “el tramo de doble vía entre Alto Cedro y Santiago de Cuba, las líneas azucareras, los mencionados ramales, los subramales y los patios ferroviarios (entre los que sobresalen por su gran extensión los ubicados en el Nudo Santiago y el Combinado-San Luis) son atendidos por las brigadas que se trasladan en las pintorescas «chispitas» (motores de vía) que mantienen la operatividad de cada tramo, con el protagonismo de soldados del Ejército Juvenil del Trabajo”.

En las cuatro provincias, la Tony Santiago cuenta con UEB que han sostenido, bajo el intenso sol y las carencias materiales, un desempeño favorable que permite que las operaciones ferroviarias se realicen, y que las precauciones de velocidad, en este espacio geográfico, estén por debajo de la media del país.

Historia, presente y futuro

Desde su primera infancia, Arianna Chang Aguilar es ferroviaria, “y lo debo a que mi tía me traía a los talleres de Santiago, y las locomotoras y los coches me cautivaron, al punto de que mi vida laboral se ha desarrollado entre líneas y trenes”. La hoy Directora de Desarrollo y Gestión Empresarial de la EFO confesó que, como ella, muchos de los más de 2 000 trabajadores de la entidad provienen de familias ferroviarias.

“Esa es una fortaleza del ferrocarril en Oriente”, manifestó Chang Aguilar, añadiendo sobre la recuperación de locomotoras de alto porte; casillas para las cargas; la posible reactivación de varios trenes de pasajeros.

En el Taller Ferroviario de San Luis (Tafsal), con la decisiva colaboración de la Agencia Francesa para el Desarrollo y la Sociedad de Estudios y   Realizaciones Ferroviarias de esa nación europea. Concebido para cuatro años, el proceso de modernización convertirá a Tafsal en el más avanzado de su tipo en Cuba, dando paso a la reparación de las locomotoras de fabricación china que hoy son decisivas en la transportación de cargas y de pasajeros.

Marcia Sierra Gómez, directora de la entidad perteneciente a la Empresa de Reparación de Equipos Ferroviarios, reconoció la importancia de lo que aquí se hace, al referir lo logrado en los vagones de pasajeros, las casillas para las cargas y la conversión de ómnibus marca Diana (dados de baja) en ferrobuses que ya circulan por las vías férreas de varios municipios de Santiago de Cuba y Holguín. Entre los resultados que convierten a este Taller en una referencia, están las mencionadas conversiones y las
atenciones técnicas a locomotoras, vagones de carga, ferrobuses y coches de pasajeros.

Durante los años 80 del pasado siglo, el Taller fue parte del megaproyecto cubano-soviético de la Ciudad Ferroviaria que, pese a no concluirse, por la desintegración de la URSS, logró crear el complejo ferroviario más importante del oriente cubano con un personal altamente calificado, como Omar Pérez Rodríguez, el único doctor en Ciencias Técnicas en ejercicio de la UFC, graduado de las universidades rusas de San Petersburgo y el Instituto de Transporte de Moscú.

Las ventajas que ofrece el transporte ferroviario ante sus pares es indiscutible en cuanto a cantidad de recursos y personas que traslada en un solo viaje. En un tren de carga con 900 toneladas, hasta la capital del país, solo gastamos 8 000 litros de combustible y sustituimos a 30 rastras de alto porte; y un tren con capacidad para 640 viajeros suple lo que hacen 16 guaguas de la Empresa de Ómnibus Nacionales.

A pesar de este panorama, con la puesta en funcionamiento de varios trenes de pasajeros y la paulatina recuperación del material rodante, las estaciones y las condiciones de trabajo de los colectivos laborales, el sector ferroviario en Santiago de Cuba da pasos que denotan avance.

  • Compartir:
0 Comment 864 Views
Luis Alberto Portuondo Ortega

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree