Santiago de Cuba,

Santiago de Cuba no le fallará a la Revolución de la que es Cuna

19 March 2024 Escrito por 

«Esta es nuestra Revolución, que nadie se equivoque», replicó una enfermera –secundada por una muchedumbre en la parada cercana al Hospital Provincial Saturnino Lora-, a otra que comentaba, con celular en mano, sobre lo acontecido en los alrededores de la Dirección Ejecutiva del distrito Antonio Maceo, y que visiblemente fue distorsionado por los malsanos contenidos –tan invariables como nuestra intransigencia revolucionaria-, que abundan en las redes sociales e internet.

En correspondencia con su modus operandi, obviaron que inmediatamente acudieron las principales autoridades políticas y gubernamentales de la provincia y que «la población de Santiago de Cuba fue respetuosa y escuchó la información que se les brindó desde la dirección del municipio cabecera», dijo Beatriz Johnson Urrutia, primera secretaria del Comité Provincial del Partido.

Mientras las personas comunicaban sus quejas, sugerencias y peticiones, principalmente relacionadas con la situación electroenergética y la distribución de la canasta básica normada, Johnson Urrutia asumía el principio invariable del vínculo entre el Partido y las masas.

«En estos momentos está en proceso de distribución parcial la canasta básica (las tres primeras libras de arroz y las cuatro de azúcar) y hay una gran movilización de los dirigentes para dar respuesta, porque es ahora que disponemos de estos recursos», explicó la también miembro del Consejo de Estado al pueblo allí congregado.

El artículo 56 de nuestra Constitución deja claro que «el ejercicio de unos derechos no puede perjudicar los derechos de otras personas ni afectar la seguridad colectiva, el bienestar general y el orden público», en correspondencia con ello las autoridades procedieron y la inmensa mayoría del pueblo actuó. No hubo violencia ni maltrato a la propiedad.

Ahora, como en los años 90, a nuestra Revolución -de acuerdo con Fidel-, «le ocurre que cuando ya había hecho muchas cosas, cuando había alcanzado extraordinarios logros, ahora tiene que luchar por salvar lo que hizo, ahora tiene que luchar por sobrevivir como Revolución».

Como las amenazas son muchas -y hay que atajarlas en el ámbito nacional e internacional, hay que ponerle asunto a las palabras del Líder Histórico pronunciadas en 1993: «el camino siempre será difícil y requerirá el esfuerzo inteligente de todos. Desconfío de las sendas aparentemente fáciles de la apologética, o la autoflagelación como antítesis. Prepararse siempre para la peor de las variantes. Ser tan prudentes en el éxito como firmes en la adversidad es un principio que no puede olvidarse».

A Cuba se le han negado muchos derechos: España la gobernó con «un brazo de hierro ensangrentado» y Estados Unidos, a estrenos de los 60 en un memorándum secreto del Departamento de Estado, resolvió acabar con nosotros porque «el único modo previsible de restarle apoyo interno (a Castro) es mediante el desencanto y la insatisfacción que surjan del malestar económico y las dificultades materiales (…) hay que emplear rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica de Cuba (…) una línea de acción que, siendo lo más habilidosa y discreta posible, logre los mayores avances en la privación a Cuba de dinero y suministros, para reducirle sus recursos financieros y los salarios reales, provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del Gobierno».

En la Ciudad Héroe se tiene muy presente uno de las principales satisfacciones del Comandante en Jefe, porque «se trata, sencillamente, de que Santiago ha sido el baluarte más firme de la Revolución», así siempre ha sido y así será.

  • Compartir:
0 Comment 1154 Views
Luis Alberto Portuondo Ortega

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree