Santiago de Cuba,

No a la impunidad

12 November 2023 Escrito por 

Los cubanos, y en específico los santiagueros sabemos la crisis por las que atraviesa el país y por tanto la provincia, todos vivimos y sufrimos las escaseces que nos impone el diarismo.

En ocasiones se pierden los estribos, y algunos estallan ante conductas indolentes, donde no existe solidaridad alguna, donde no se piensa en el prójimo, sino en cómo ganar más dinero sin importarles que están exprimiendo los bolsillos de sus compatriotas.

Hace unos dos días leía en las redes, pequeñas pero enaltecedoras historias, que son ejemplo de los valores que nos caracterizan. Una de estas se refería a un joven que devolvió un móvil que se encontró a su paso; otra en la que se hacía pública la honestidad de un bisoño que recibió en su tarjeta magnética 65 000 pesos equivocados y volvieron a manos de su dueño. Y por último esta que me llamó mucho la atención, el de un productor que participaba en la Feria agropecuaria de su localidad, con productos a precios asequibles, y esto fue lo que sucedió según publicó el periódico de ese territorio:

“A dicha tarima llegó un médico a comprar y el campesino le dijo, 'medico coja lo que usted quiera, en este punto a ustedes no se les cobra, yo no sé cuántos miembros de mi familia han necesitado de su ayuda para recobrar la salud, y mucho menos a cuántos cubanos usted ha curado, ese es mi pago a tanta entrega y sacrifico”, como decía mi abuela de que los hay, los hay.

Pero, no todos actúan así ni tampoco piensan en los demás, he sido testigo de cómo revendedores, porque en su mayoría no son los que sudan la camisa para obtener los frutos, maltratan a las personas que les piden una rebaja, o que piquen un producto porque el dinero no les alcanza, ejemplo una col, una calabaza….

Ejemplos de altos precios pululan por doquier; y ya sabemos que esto no podrá cambiar mientras no exista un incremento de las producciones;
sin embargo, se precisa en tiempos difíciles de buenas actitudes que demuestren solidaridad ante los más vulnerables.

Los polos productivos de Santiago de Cuba se están recuperando con variedades de viandas, se sigue fomentando la siembra intercalada,
cuestiones que semanalmente son chequeadas por las máximas autoridades de la provincia, lo que demuestra la prioridad que tiene la producción de alimentos. Sin embargo, aún no se aprecian de manera sistemática en los mercados esas variedades. Se requiere que se refuercen los controles en el destino final de los camiones
provenientes de los campos para evitar desvíos que echan por tierra el esfuerzo y el empeño de muchos campesinos, y contribuyen al alza de
los precios por aparecer, en ocasiones varios intermediarios.

Hubo una época en la que se habilitaron centros de acopio para los cuentapropistas, ¿ya no existen esos lugares?, ¿ya no se exige el documento que dice dónde fue adquirida la mercancía? El control debe ser frecuente en los puntos de ventas que existen en los barrios y comunidades. Eso no es trabajo de un día ni de un mes, debe haber
sistematicidad.

Se acerca fin de año, y seguramente se realizará la acostumbrada feria, sugerimos que se adopten las medidas y controles pertinentes para evitar indisciplinas y desvíos.

Es asfixiante el alza de los precios, y hay que ponerle coto a estos males que pululan en la sociedad donde está primando la ley del que más puede y del más fuerte. En ocasiones vemos esos actos de desatino y no siempre hay personas capaces de denunciarlos, otras veces se ponen de parte del infractor cuando llegan los inspectores y los agentes del orden; no podemos seguir contribuyendo con la impunidad.

  • Compartir:
0 Comment 709 Views
Angela Santiesteban Blanco

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree