Santiago de Cuba,

Carlos Manuel de Céspedes, intensa vida política y revolucionaria

27 February 2024 Escrito por 

Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo nació el 18 de abril de 1819, en la antigua provincia de Oriente, fue abogado y líder independentista, insurgente cubano e iniciador la Guerra de los Diez Años al levantarse en armas contra el gobierno español, el 10 de octubre de 1868, para luchar por la independencia y la emancipación humana.

Céspedes, según se refleja en documentos escritos por diferentes autores, tuvo una intensa vida política y revolucionaria desde sus años de juventud y hoy, a 150 años de su muerte se han compilado algunos pasajes.

Por sus ideas independentistas fue encarcelado; lo deportaron a Santiago de Cuba y a Palma Soriano, confinado cinco meses en el Morro santiaguero y desterrado a Baracoa, en el extremo más oriental de la Isla.

Céspedes estaba totalmente convencido de la necesidad de oponerse militarmente a la metrópoli como única vía para lograr alcanzar la independencia y entró en contacto Salvador Cisneros Betancourt, Bartolomé Masó y Pedro Figueredo, los que también se oponían al régimen.

En el origen del primer movimiento independentista cubano, Céspedes cimentó la aspiración de la emancipación del pueblo y el principio inalienable a la dignidad humana.

La liberación de sus esclavos, fue el primer acto político de Cuba como nación. Carlos Manuel de Céspedes fue el primer Presidente de la República de Cuba en Armas y trazó estrategias para llevar la guerra a toda la Isla.

Céspedes es el Padre de la Patria, debido a que Oscar, -su hijo- fue hecho prisionero por los españoles cuando desembarcó para incorporarse a la guerra. El Capitán General de la Isla le ofreció respetar la vida de su retoño si él deponía las armas y ante tal propuesta, respondió: “Oscar no es mi único hijo, lo son todos los cubanos (…)”, y fue fusilado el 29 de mayo de 1870.

Asimismo, cuando el 10 de octubre de 1868, en su ingenio Demajagua, en Manzanillo, se lanzó a la lucha junto a sus antiguos esclavos, también se le considere el Padre de la Independencia, de ahí que José Martí expresara: “¡La tierra se alza en montañas, y en estos hombres los pueblos!”.

Al ser depuesto de Presidente de la República en Armas y abandonado a su suerte por la Cámara de Representantes, se ve obligado a internarse en un sitio intrincado de Sierra Maestra conocido como San Lorenzo, donde permanece acompañado solamente por su hijo mayor Carlos Manuel, y se dedicaba a enseñar a leer y escribir a los niños.

El Padre de la Patria estaba sin escolta, prácticamente ciego, y su hijo estaba fuera del campamento cuando fue sorprendido por una columna de soldados españoles del Batallón de San Quintín. Según está recogido en diferentes escritos históricos de la época, él intentó defenderse, no permite que sus enemigos lo capturen vivo y herido de muerte, cuando se despeña por un barranco el 27 de febrero de 1874, fecha que marca su fallecimiento. Su cadáver fue trasladado a la ciudad de Santiago de Cuba y su velatorio se realizó en el otrora hospital de la Loma del Intendente y recibió sepultura en el cementerio Santa Ifigenia.

  • Compartir:
0 Comment 1613 Views
Angela Santiesteban Blanco

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree