Santiago de Cuba,

Monta que te quedas +Video

12 October 2023 Escrito por 
De la autora

Se me antoja comenzar este trabajo con algunas letras de la canción que dice: ¿Quién dijo que todo está perdido?/ Yo vengo a ofrecer mi corazón (…) No será tan fácil, ya sé que pasa/ No será tan simple como pensaba/ Como abrir el pecho y sacar el alma/Una cuchillada del amor (…) Hablo por la vida/ ¿Quién dijo que todo está perdido? Yo vengo a ofrecer mi corazón…

Muchos se preguntarán el porqué y es que hace unos días navegando en las redes encontré una publicación de un joven motorista que había trasladado a una persona hasta la Terminal de
Calle 4. En un primer momento le dijo el costo de la “carrera” y el anciano le contestó que no podía porque el dinero no le alcanzaba para seguir viaje hasta Guantánamo, y accedió a llevarlo por un precio menor.

En el camino conversó con el pasajero y al llegar a su destino le dijo: “viejo la carrera no vale nada; lo que me dijo, movió mis sentimientos humanos porque yo también soy parte de este pueblo y tengo los mismos problemas y las mismas necesidades”.

Y la verdad que me llamó mucho la atención ese gesto, en momentos en que la vida está muy convulsa y algunas personas han perdido valores, han dejado de ser solidarias, y solo piensan en
cómo ganarse un peso sin mirar para atrás.

Por tal motivo me dediqué a buscar en Facebook quién era ese joven que mantiene viva la idiosincrasia del cubano, en un país donde todos formamos una familia. Siguiendo este hilo conductor di con la página del Club Montaña Santiago de Cuba, al que pertenece el joven de la historia, y rápidamente me puse en contacto con su presidente y coordinamos un encuentro para saber de su quehacer.

IMG 20231012 WA0043

El Club está formado hasta el momento por 15 muchachones llenos de sueños, pero con los pies puestos en la tierra, los que rompiendo cánones y criterios que tiene la sociedad de los motoristas se han dedicado principalmente a realizar labores solidarias e irradiar su ejemplo al resto de los ciclistas con la fe de que sigan ese patrón.

Roberto Serret Boisán, presidente del Club, dijo a Sierra Maestra: “Tenemos unos dos meses de fundado, surgió por idea de nuestro representante, a quien lo llamamos cariñosamente El Chino. Imaginamos su constitución con la idea de marcar la diferencia entre los que ya existen en el país.

“Los integrantes del Club, somos Santiago, somos Cuba, y estamos formados por un presidente, un vicepresidente, un secretario, un tesorero, un comandante de alma, capitanes de ruta de acuerdo con la cantidad de miembros, y por supuesto con leyes, aunque nosotros nos hemos salido un poco de lo que son las leyes clásicas que tienen
estos tipos de clubes en el mundo, porque nuestra particularidad es la de ser motorista, marcando siempre la diferencia con lo que hacemos.

“El nombre de Club Montaña se debe a que vivimos en la región oriental, la más montañosa de Cuba, y con orgullo la representamos. El logotipo que nos identifica nos lo hizo un diseñador gráfico perteneciente a la mini-empresa Oka Creativo, al que le agradecemos por su ayuda y creatividad para reflejar los macizos que nos rodean, la moto y los colores de la bandera de la estrella solitaria en verdadera armonía.

IMG 20231012 WA0042

“También, tenemos el carnet que acredita a los miembros y cada uno tiene un número para lograr una organización y facilidad a la hora de llamarnos, es más rápido al referirnos a un miembro, decir, por ejemplo el 1, 5, 10…, la bandera y el pulóver que nos identifican como Club y el lema que dice: Club Montaña, delante de mí el camino, y detrás mis hermanos.

“El primer requisito para entrar es que tengan licencia, y no es necesario tener el ciclo propio, y existen regulaciones de cobro cuando realizamos una que otra carrera.

“El propósito con que surgimos fue el de ir cambiando la idea que tiene el pueblo de nosotros de que somos irresponsables, que jugamos con la vida de las personas, que no cumplimos con las
leyes del tránsito; en resumen nos tienen como violadores de la legalidad. Claro que estamos comenzando y ya son criterios enquistados, pero perseguimos el objetivo de cambiar esas opiniones, convirtiéndonos en ejemplo para el resto de los ciclistas.

“Hay razonamientos que duelen, en ocasiones ante la ocurrencia de un accidente en el que se involucra una moto, casi siempre hay alguien que manifiesta: el culpable fue el motorista y no siempre es así, más aún cuando Santiago de Cuba está considerada como la localidad que tiene la mayor cantidad de ciclos en el país, y la bautizan como la ciudad de los motores.

“De igual manera hacemos un llamado a la conciencia de todos los motoristas a actuar bien y a no violar las leyes; la ocurrencia de accidentes se está convirtiendo en una pandemia donde se pierden vidas, fundamentalmente jóvenes con un porvenir.

“Hay historias de vida que cualquier cubano puede hacer y no cuesta nada, por ejemplo, si un motorista está transitando vacío, por qué no brindarle el casco a cualquier persona que valla por su ruta y transportarlo sin costo alguno.

“Todos tenemos problemas, todos tenemos necesidades, unos más que otros, y sabemos la tensa situación que presenta la transportación pública actualmente debido a causas objetivas; esas buenas acciones gratifican el alma, el corazón y causan satisfacción, en los momentos que se impone tenderle la mano a nuestros compatriotas.

“Para lograr nuestros empeños necesitamos la unidad, aunque no sean miembros de nuestro Club y se promuevan las buenas acciones. En un principio teníamos la idea de rodar, hacer actividades recreativas entre nosotros, vivir la adrenalina que te produce la conducción de un motor, pero en un haz de luz esa idea cambió.

“Conocimos de personas vulnerables que necesitaban ayuda y decidimos aportar nuestro granito de arena, en tiempos difíciles mientras más personas se dediquen a hacer el bien y ayudar,
seguro que serán más los que mejoren su calidad de vida.

“El Estado y el Gobierno, a pesar de la limitaciones se esfuerzan por repartir lo poco que tenemos de forma equitativa, y nosotros pensamos que aportando un poquito de lo que seamos capaces de buscar, también contribuimos.

“Desde pequeños crecimos con esa enseñanza: cuando hay un problema, el resto colabora y esa es nuestra esencia. Quienes han ido conociendo de nuestro quehacer se comunican con nosotros
para donarnos de todo un poco para contribuir a esta noble causa”.

IMG 20231012 WA0040

El presidente acotó que: “Hemos recibido mucha ayuda de una organización que lleva el nombre Lazos de Amor, y son muchas las personas que nos han solicitado contribuir. Ejemplo hay veces que en casa se tienen cosas que no se sabe qué hacer con estas, y la recepcionamos y la llevamos a personas necesitadas de forma organizada y controlada; los cooperantes saben el destino de esos donativo.

“Creo que lo que hacemos es un ejemplo a seguir, y debe ser la posición de esos pilotos que a diario salen a la calle; somos cubanos, estamos viviendo tiempos difíciles y necesitamos a gritos que sigamos uniéndonos y dándonos las manos por el bien común, no solo los motoristas sino el vecino, el hermano, la familia y borrar de nuestras almas el egoísmo porque siempre se puede, cuando se
quiere ayudar”.

Según me comentaron su ayuda ya llegó hasta Maisí, en la provincia de Guantánamo, donde llevaron una carga de amor y entregaron un coche a un pequeño discapacitado; igual sucedió con una cuna que repararon y la entregaron a otra pequeña; igualmente discapacitada. También han localizado medicamentos, vituallas que ya han llegado a su destino.

Aclararon que para hacer esas labores solidarias no media el dinero ni tampoco le aceptan a nadie que quiera hacerlo, a lo que Roberto, agregó: “No buscamos que nos envíen ayuda monetaria, lo que
hacemos es con nuestros propios recursos y de corazón, como cubanos que somos, con la asistencia de los diferentes grupos de colaboradores, el que quiera donar algo lo puede hacer, pero en productos, en eso somos muy rigurosos, no aceptamos dinero de nadie.

“Extendemos la labor a cualquier parte del país, tenemos invitaciones de otros clubes para intercambiar ideas, los que se han interesado en lo que hacemos y esperamos en un futuro poder
realizar esos encuentros. El presidente de uno que hay en Camagüey se puso en contacto con nosotros para cambiar su función e implementar la labor que hacemos”.

Al escuchar las opiniones del resto de los integrantes del Club Montaña Santiago de Cuba, quedé convencida de que estas buenas acciones merecen ser compartidas y que la solidaridad y el
humanismo caracterizan a estos jóvenes de ideas renovadoras.

 

  • Compartir:
0 Comment 4431 Views
Angela Santiesteban Blanco

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree