Santiago de Cuba,

Sépannos humanos

14 March 2022 Escrito por 

Pensaba cómo iniciar estas líneas para hablar de mí, o de ti, o de tantos otros que desde Santiago, Cuba o el mundo, se dedican a este noble quehacer, que es el periodismo.

Noble al extremo, dedicado a ser voz y reflejo del acontecer de aquella región donde vivimos, pero más que eso, voz y reflejo de las personas que allí habitan y que son las impulsoras del desarrollo, de los cambios, de las transformaciones.

De un periodismo que tampoco es estático, que necesita madurar y crecer en la medida en que lo hacen sus hacedores. A veces con la inmediatez de la noticia, pero muchas otras con la idea trabajada, reposada, reforzada con horas de estudio y de búsquedas.

periodista1Hacer periodismo no es fácil. Muchos no imaginan el trabajo para concretar entrevistas, lograr esa bella foto, capturar unos segundos en imágenes mediante un buen plano, o colocar sonidos y silencios para reportaje radial. Pero muchas veces nos juzgan como si nos conocieran; sin suponer esfuerzos y sinsabores con tal de reflejar apenas un poquito de lo que quieren saber.

Pero junto con el periodismo asumimos el rol de convertirnos en figuras públicas, y con ello, el estar sometidos a juicio público, y no nos quejamos.

Muchas veces nos vamos en silencio, con el deseo de haber querido hacer más, mucho más, de encontrar solución a cosas que no están en nuestras manos, o de poner en manos de "esos", las cosas.

Cuántas veces hemos querido que a través de nuestras voces, rostros o escritos usted encuentre la respuesta a aquello que no comprende.

Cuántas veces también hemos sentido el regocijo de que se vean reflejados en nuestro trabajo, de haberlos reconfortado de alguna forma.

Que nos queda mucho por hacer y lograr, pues lo sabemos. "A la hora de atrapar una historia, de aquilatar un suceso, primero hay que encontrar la médula, raspar la cáscara; para que no se te escape como humo entre los dedos, para no disparar balas de salva", explicaba con la magistralidad que le caracteriza, el periodista y escritor o viceversa, Reinaldo Cedeño, pero lograr eso, requiere un entrenamiento, así que permítannos equivocarnos de vez en cuando, porque eso significará que vamos en el camino de lograr mejores cosas.

Sépannos humanos. Con defectos y virtudes, pero con el ferviente compromiso de contribuir con nuestro quehacer a la formación de una sociedad más justa, equitativa, de valores, no conformista sino, en crecimiento.

Piénsennos así como Cedeño, "capaces de preparar la tierra fértil", para que sean buenos y hermosos, todos los frutos que de allí nazcan.

  • Compartir:
0 Comment 877 Views
Lucía Montes de Oca Fusté

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree