Santiago de Cuba,

Guayaberas JLeal, para vestir a lo cubano

01 October 2022 Escrito por 

Cuando Jordi Leal incursionó en el mundo del modelaje, hace 10 años, no imaginó que con el tiempo asociarían su nombre a una prenda que es sinónimo de cubanía, a uno de los referentes del vestir en la nación.

El “Proyecto Guayaberas”, que tantas alegrías le ha traído como diseñador y emprendedor, en sus comienzos estuvo dirigido a los modelos de su academia: “JLeal, La imagen soñada”, con sede en el capitalino centro recreativo El Castillito. Hoy el diapasón está abierto a un público cada vez mayor, interesado en el corte novedoso de sus creaciones y en las ilustraciones que las acompañan, firmadas por grandes exponentes de las artes plásticas del país.

Jordi Leal el Rey de la Guayabera y la pintora Zaida del RíoQué decir de la obra de Flora Fong, Zaida del Río, Alicia Leal y Maikel Herrera, por nombrar algunos de los artistas que estampan su sello en las guayaberas de Leal, basta con observarlas para advertir que el resultado es de elevada calidad estética.

“La intención es actualizar la prenda, traerla a estos tiempos, aunque también trabajamos con la tradicional”, enfatizó el diseñador a quien muchos consideran el “Rey de las Guayaberas”. De sus bocetos nacen piezas que rompen el molde, destaca la apuesta por el escote, distintos tipos de mangas y cuellos;  “antes no se concebía, porque siempre las distinguió su corte clásico, a veces veo en la calle otra prenda, y pienso ¿por qué no utilizar alguno de sus elementos en función de las guayaberas?, es posible.

“No fue lo primero que diseñé, pero han superado todas mis expectativas, resulta un privilegio que personalidades de la televisión y otros ámbitos se interesen en lucirlas”, si bien considera que esto ha sido clave para  difundir su trabajo, dice que su gran meta es incentivar a un mayor número de personas a vestir una en su cotidianidad.

La cantante Omara Portuondo es una de las figuras que ha lucido diseños de Jordi LealLo llamativo -reconoce- es que en una época donde el Internet y las redes sociales marcan las pautas, hayan sido los medios de prensa tradicionales los que han impulsado su carrera.
Un proyecto que se expande

Hasta la fecha, Jordi Leal ha completado 20 colecciones de moda, 16 de estas tienen a la guayabera como eje. En el santiaguero Centro Casa de Moda Cubana “La Maison”, recientemente exhibió una representación de “Mi Habana”, colección con elementos identitarios de la capital y “Guayaberas América”, que evoca a las aves nacionales de los países del área.

Previo al evento, el talentoso joven de 38 años adelantó a Sierra Maestra que es de su interés colaborar con artistas de Santiago de Cuba. Acercar su trabajo a todas las provincias es una de las prioridades, y ya con estatus de Mipyme, el equipo de JLeal se encuentra enfrascado en afianzar las condiciones que permitirán suplir la creciente demanda comercial.

“Se trata de una marca registrada que debe mantener la calidad que nos identifica; pienso que en el ropero de cada cubano debe haber una guayabera y trabajamos para contribuir a que eso se logre.

“Estamos enfocados en la preparación de un libro, con la participación de Gladys Egües y Ciro Bianchi, ambos galardonados como premios nacionales de Periodismo José Martí. El público lo va a agradecer porque no existe un antecedente en el que se pueda encontrar la historia de la prenda, y además, contará con la fotografía de los maestros Roberto Chile, Raúl Cañibano y Julio Larramendi”, explicó.

Otro objetivo es inaugurar en los próximos meses la Casa-Museo Guayaberas, ubicada en la Habana. Inicialmente se expondrán más de 100 diseños, allí las personas podrán conocer sus características y disfrutar de aquellos que hayan defendido grandes figuras, por ejemplo, el que usó Omara Portuondo en el Kennedy Center.

Haber vestido a rostros públicos del país y a varias personalidades de la palestra internacional, representa un logro en su trayectoria pero Leal no titubea al señalar que su guayabera más especial es la que creó para su hija Sonette, en su etapa de recién nacida, y que integra la colección “Pequeños gigantes”.

Con un trabajo casi artesanal se elabora cada prenda, entre tres y cinco días transcurre el complicado proceso que -al decir del diseñador- se ve retribuido cuando el público acepta el resultado y opta por vestir a lo cubano. Este es solo el comienzo de su aventura en el mundo de la moda, así lo vislumbra.

  • Compartir:
0 Comment 533 Views
Irma Rivera Sánchez

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree