Santiago de Cuba,

El viaje infinito de Joel

15 October 2022 Escrito por 

En Songo-La Maya, en una montaña llamada “El dulce nombre”, inició la vida de Joel Sánchez Bell. La historia de este hombre nace de Etila y Raimundo Ortiz, sus padres biológicos. Joel vino al mundo con los dolores de una sociedad en la que el campesino no podía darse el lujo de recibir asistencia médica.

Las condiciones higiénico-sanitarias de un bohío de guano para alumbrar al décimo hijo -de cinco varones e igual cantidad de hembras-, tampoco ayudaron, haciendo que la madre perdiese la vida. El esposo, Raimundo, quien toda su vida anduvo encima de mulos recogiendo el café de la serranía, sumergido en la pobreza y ahora sin su compañera de vida, decidió dar en adopción a cada uno de sus descendientes.

A Joel lo acogió un matrimonio sin hijos, de la localidad de Patrocinio en igual municipio. Ellos eran Bendito Sánchez y Minervina Bell. No volvió a ver a su familia biológica hasta que triunfa la Revolución Cubana el 1ro de enero de 1959. Para entonces, cinco de sus hermanos habían integrado distintas columnas del Ejército Rebelde. El reencuentro con uno de ellos fue pura coincidencia, llegó como un visitante a su vivienda y el reconocimiento instintivo los llevó a buscar a los restantes para unirse. Una búsqueda que fue a lo largo y ancho del país.

Joel Sánchez Bell habla acerca del 1ro de enero de 1959 como una bendición para el campesinado cubano -ocho de sus hermanos, incluido él, asistieron a la universidad-, y para sí mismo tuvo especial significación, ya que encontró su vocación.

El sentido de la vida

“Participé en la Campaña de Alfabetización en el territorio, y en la nación de Nicaragua, durante dos años estuve de misión. Cuando llegamos allá levantamos un internado para la enseñanza y atención de las comunidades que habitaban en la zona, mayormente de indígenas dedicados a la agricultura, que vivían a tres días de camino del pueblo, trasladándose en canoas por lago, y recorriendo largas distancias en tierra.

“Por estas razones, a las escuelas se les llamaron aulas verdes. Me acompañó la destacada periodista Marta Rojas, para relatar todas nuestras vivencias al mundo, para narrar la vida en la selva”.

Según relata era muy difícil al principio. No solo tenía que ejercer como maestro de niños y adultos, sino como médico, para lo cual siempre disponía de medicinas en su mochila. Tal es el caso, que una noche asistió el parto de una india desde la canoa. En esos minutos solo pudo presignarse y rezarle a las mil vírgenes, al Señor y hasta a una foto del Che que guardaba siempre consigo, para que todo saliera bien, y así ocurrió por fortuna.

A estos menesteres se sumaba la responsabilidad de levantarse temprano para cocinar y alimentar a sus 28 estudiantes. Conforme aumentaba la buena fama del profesor, la matrícula crecía, y venían a verlo de todos los lares. Hasta de cura para los bautizos si había necesidad, Joel asumió en todo momento.

De regreso del viaje: el camino

Cuando retorna a su tierra, estudia Pedagogía en la Universidad, especializándose como Maestro Primario, responsabilidad que ejerció durante más de 50 años, en diferentes centros educativos de Songo-La Maya.

De esas cinco décadas los instantes que más recuerda pertenecen al encuentro con el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, durante una acampada en el Instituto Pre-universitario Juan Francisco Bosch Soto, previo a la realización de una competencia de tablas gimnásticas. Allí tuvo la oportunidad de jugar el deporte nacional junto al Líder Histórico de la Revolución Cubana. Cuando se le pregunta a Joel quién ganó, si su equipo o el de Fidel. Sonríe, al recordar uno de los sucesos más impresionantes de su historia -el conocer a “alguien tan de pueblo”-, y responde: “Ganamos todos, porque para nosotros había un solo equipo, el del Comandante”.

Joel Sánchez Bell, a sus años, con 8 hijos -los cuales todos estudiaron en las aulas universitarias-, 12 nietos, vive con su esposa e hija. Joel reconoce que en su viaje infinito hay un denominador común, y constituye el amor por quién es: la obra de lo que la Revolución Cubana ha construido a lo largo de su existencia.

  • Compartir:
0 Comment 536 Views
M.Sc. Milagros Alonso Pérez

Licenciada en Periodismo. Máster en Estudios de Lengua y Discursos. Graduada de los posgrados de Gestión, Redacción y Publicación de Artículos Científicos en Ciencias Sociales y Humanísticas y de Gestión de Redes Sociales. Profesora Instructora de la Universidad de Oriente. Periodista del Sierra Maestra.

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree