Santiago de Cuba,

Ante tiempos difíciles, hombres grandes

28 July 2022 Escrito por 

Cuando Leopoldo Durán Hardy comenzó su trabajo vinculado al Sistema Eléctrico Nacional (SEN), o imaginaba los días llenos de dificultades, retos y sacrificios, que sortearía durante 45 años.

Repasando el tiempo, se sabe hoy un hombre de experiencias, entregado por completo a su vocación.

Siendo apenas un adolescente, culminó su primera formación escolar, graduándose como técnico medio en el Instituto Tecnológico Hermanos Gómez de La Habana.

El contexto de crecimiento y desarrollo en el que se encontraban la termoeléctrica Héctor Pavón, supuso el primer reto de su vida laboral, crecerse en medio de un escenario demandante, posibilitó que aun con poca experiencia, contara con las herramientas necesarias para contribuir a la formación de nuevos operadores.

Bajo la profunda convicción de legar saberes, Leopoldo estuvo toda una década ejerciendo el magisterio mediante la capacitación a técnicos y estrechando vínculos como unidad docente.

La exigencia constante y el deseo propio de superación, hicieron posible emprender el camino hacia la obtención del título que desde 1990 lo avala como Ingeniero Termoenergético, pasando a ocupar entonces la plaza de jefe de mantenimiento de Mecánica.

“Tiempos difíciles me han tocado vivir, me gradué iniciando el Período Especial, pero siempre he tenido claro que la prioridad es trabajar, cumplir las tareas que se impongan y ante problemas, buscar alternativas, fácil no ha sido, pero aquí estamos”, asegura Leopoldo con un tono que denota orgullo y resistencia.

Llegó el año 2005 y Cuba llevaba a cabo el proceso de la Revolución Energética, momento en el que se comenzó a implementar la tecnología de los grupos electrógenos.

“Esto fue una verdadera hazaña -comenta Durán Hardy- primero se trabajó en el montaje y puesta en marcha de ocho baterías, que entregaban al SEN un total de 15 megawats.

“Luego se pasó a la evaluación y preparación del terreno para instalar los 24 motores fiull que hoy vemos, una labor que resultó en extremo compleja, pues esta planta presenta características atípicas, desarrollada en tres niveles y con una extensión bastante larga, el trabajo se dificulta, pero con empeño todo se logra y en el 2009 se sincronizaron los primeros motores y las ocho baterías”.

Con 64 años Leopoldo se desempeña hoy como especialista principal en mantenimiento de la central de grupos electrógenos de motores fiull, se mantiene plenamente activo, contribuyendo también al crecimiento profesional de los jóvenes que como el mismo asegura, “son los que están llevando adelante esta planta”.

Conforme y agradecido con la vida dice estar este señor que a pesar de los riesgos y vicisitudes se ha mantenido del lado del deber, ya casi con edad de jubilación, asegura poder acogerse a esta pero jamás retirarse, pues desde su puesto aportará lo que pueda al desarrollo de Cuba.

  • Compartir:
0 Comment 477 Views
Maricelis Salmerón Fernández

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree