Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Dos hermanos unidos por la zafra

Los hermanos Alfredo y Juan Álvarez cortan juntos la caña para el Central Paquito Rosales de San Luis. Santiago de CubaLa Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) Sabino Pupo del municipio santiaguero de San Luis, está vinculada por tradición a las campañas azucareras que tienen lugar en esa localidad. Es así que entre sus trabajadores cuenta con una brigada de 41 macheteros para garantizar la cosecha de la gramínea.

Es una brigada singular: tiene la particularidad de que destaque sobre los hombres la única mujer machetera que posee, quien ha sido a su vez la mejor de la provincia durante varios años; y porque además, entre sus trabajadores tiene un par de hermanos que se sienten más unidos cada vez que entran en la guardarraya.

Alfredo Álvarez machetero de la CPA Sabino Pupo. Santiago de CubaPrecisamente por estos dos hombres, cañeros por hábito y por costumbre, se interesó Sierra Maestra; pues al decir de sus compañeros son de los mejores macheteros de la brigada, no hay que exigirles nada ni en la limpieza ni en el corte ni en la disciplina. Simplemente, Alfredo y Juan Álvarez… trabajan bastante.

“Nosotros llegamos cada día a buena hora, a eso de las 6:00 de la mañana y nos incorporamos inmediatamente al corte. En lo personal tengo 51 años, y ya he hecho tantas zafras que he perdido el número; es que casi desde que tengo conocimientos me incorporé a trabajar en el campo con mi papá, habrá sido como a los 14 o 15 años.

“Desde entonces estoy cortando caña. Me ha ido bien, me gusta, y aquí seguiré hasta que se pueda. De forma general logramos cumplir la norma diaria, claro, con mucho sacrificio, pero lo logramos. Es que la caña no ha estado como en otros años, no está mal, pero tiene menos jugos, hay campos que tienen poco rendimiento, pero estamos batallando”, dijo Alfredo, mientras su hermano trataba de adelantar en el corte.

Juan Álvarez machetero CPA Sabino Pupo. Santiago de CubaJuan Álvarez, es el menor de ellos con 45 años; no obstante, suma ya unas 28 campañas azucareras, y aunque se esfuerza por ser el mejor, comenta que su hermano le gana por la experiencia.

“Trabajar con él es muy bueno, quién mejor para ayudarme o enseñarme. Nos sentimos cómodos juntos, y cuando la caña está buena la tarea diaria se nos hace más fácil. Este año nos tardamos un poquito en limpiar la caña porque estábamos haciendo otras labores como la siembra, pero aquí estamos picando.

“Nosotros hacemos zafra el año entero, no paramos. Y ahora nos esforzamos por entregar la caña al central Paquito Rosales, para que este salga adelante y sí, lo vamos a lograr, estamos luchando para eso… ¡como que no!”, enfatizó.

Finalmente, Alfredo valoró la importancia de compartir con su hermano la dura faena del corte de caña, día a día, y de cara al sol:

“La familia es siempre importante, y nosotros somos uno solo. Trabajar con mi hermano es algo grandioso, nada mejor que estar a su lado… es alguien con quien conversar, y nos acompañamos. También tenemos nuestra competencia, eso sí, sobre la cepa, a ver quién llega primero, quién es más rápido y más eficiente en el corte. Realmente nadie gana… siempre quedamos parejos, aunque como soy el mayor… yo tengo que ganar. De cualquier forma, al final gana la zafra”.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version