Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

El 2020 no ha sido favorable para la Vivienda

viviendastgoVivienda lleva implícito tres programas fundamentales de suma importancia para el mejoramiento del fondo habitacional en Santiago de Cuba. Estos son, el Estatal; Células Básicas Habitacionales (CBA); y Terminación de Vivienda por Esfuerzo Propio. En función de estas vías de solución fue que el país hizo proyecto su política aprobada desde el 2018. 

A partir de ese momento, se identificó un déficit habitacional de 101 202 viviendas en la provincia, y que deben solucionarse hasta el 2030. Precisamente, y para actualizarnos sobre este tema, conversamos con la ingeniera Mariana Denis Roja, directora del sector en el territorio.
"No todas las obras que quedan por hacer son nuevas construcciones, estas rondan las 59 000; el resto sería por concepto de rehabilitación y conservación.

  • En este año se deben completar 5 130, de las cuales mil cuarenta son subsidiadas y mil cuatrocientos ochenta por esfuerzo propio. Al cierre del primer semestre se ha completado el 72% que son 3 674.
    "Ahora, aunque los números no son desfavorables, cuando desglosamos los resultados para evaluar cada parte percibimos que el plan estatal se está incumpliendo, es decir, no mantiene el cronograma lineal por el que se nos mide a nivel nacional. De este solo se ha llegado al 37% que equivale a 966 viviendas.
    "CBA's o programa de subsidios solo se han culminado doscientos cuarenta y dos. Sin embargo, el de por Esfuerzo Propio, ya se llegó a las dos mil cuatrocientos sesenta y seis, más del 100 % cumplido. Estas últimas corresponden a un plan que rodea las 20 mil viviendas en proceso de ejecución desde hace una década y, bueno, ahora es que el usuario las está logrando terminar. También, la aprobación de la política de reordenamiento y legalización de la vivienda, ha permitido que muchos propietarios que habían terminado sus casas a través de esta modalidad las puedan legalizar".

    ¿Por qué el programa estatal no cumple?

    El primer semestre ha estado muy deprimido sobre todo con la ausencia del acero, mallas electrosoldadas, electrodos, alambres de amarre, entre otros recursos obligatorios para todas estas viviendas de tecnología que se están construyendo. Por tanto, hemos tenido que redireccionar las estrategias de trabajo como, la búsqueda de locales en desuso para su conversión en sitios habitables y dar respuesta a esta necesidad. Al cierre de junio ya habíamos convertido cincuenta y siete locales que representan más de noventa viviendas".

    ¿Qué sectores sociales tienen prioridad?

    "La atención a las madres con más de tres hijos es otro aspecto significativo en los programas del sector. El Ministerio de Trabajo ha identificado a más de tres mil de estas en Santiago de Cuba y ahora, estamos evaluando cuáles son las que tienen mayores dificultades con sus viviendas aunque, ya sabemos que es más del 60%. Hasta el mes pasado se han atendido 117 casos de 310".

    ¿Detuvieron sus funciones en los últimos meses debido al Sars-Cov-2? ¿Qué dificultades trajo esta contingencia para la población?

    "El programa constructivo de Vivienda no se detuvo en ningún momento por lo que, al cierre de mayo se tenían 719 casas terminadas, un poco más que en meses anteriores. Aunque, se redujo la atención al público y por ende los trámites en nuestras oficinas debido a la situación epidemiológica pero no dejamos de prestar servicios.
    "Los mayores inconvenientes estuvieron dados, y se mantienen, por la escasez de suministros. Muchos recursos son de importación y están en falta. Las Células Básicas, que se compran en el Mincin, no pudieron obtenerse. En algunos municipios no se contaba con módulos hidrosanitarios. El país tampoco ha dado respuesta de la demanda de fregaderos por lo que hemos tenido que contar con las producciones de Industrias Locales, una innovación que era necesaria. No ha habido lámparas con tubo prácticamente durante todo el año.
    "Todo esto trae consigo, como es lógico, que los clientes se sienten insatisfechos, pero esos son los recursos con que contamos en estos momentos. Estamos claros de que muchas veces esto atenta contra la calidad de la vivienda, pero debemos continuar velando porque se hagan bien con lo que tenemos.

    ¿Cómo se comporta el plan de subsidios?

    "Con el inicio de esta política, en el 2011, se han aprobado más de cinco mil CBH para subsidios. Hasta la fecha se ha resuelto el 88%, quedando pendiente un total de 944. En este año tenemos un plan de mil cuarenta y solo se han terminado doscientos cuarenta y dos. No va bien pero, algunas estrategias puestas en práctica buscan acelerar el proceso. 
    "Recientemente, en cada municipio se le ha dado la responsabilidad a todo director de empresa o centro estatal de atender a uno o varios subsidiados, y eso está comenzado a dar buenos resultados. Estamos hablando de ayudar a estos sectores más vulnerables de la sociedad. 
    "Necesario aclarar que el principio fundamental de este programa es que las personas construyan las residencias por esfuerzo propio lo que es un inconveniente para los ancianos que viven solos, o minusválidos, quienes no pueden hacerse cargo ni cuentan con los recursos para ello. Esto también genera cierto rezago".

    ¿Considera usted eficiente el trabajo de los gobiernos locales en apoyo a sus programas?

    "Tienen que incidir mucho más, es mi criterio. Deben buscar una mayor unidad entre todos los que intervienen en el programa constructivo de la Vivienda, como Planificación Física, que son quienes otorgan las licencias pertinentes. Entonces, son entidades que si no cuentan con una buena interrelación se torna muy difícil que el programa avance. El gobierno tiene que fortalecerse en ese sentido", concluyó.

    La erradicación de pisos de tierra, otra de las misiones del sector constructivo, solo ha cubierto el 39%, dos mil doscientos noventa y ocho de ocho mil quinientos que deben concluirse este año. La mayor cantidad se concentra en Contramaestre, La Maya, y Palma Soriano para lo que buscamos muchas variantes como la vía del Esfuerzo Propio, y el apadrinamiento con estructuras de la agricultura, pero necesita mayor impulso para poder mejorar al cierre del año.
    Los programas de conservación y rehabilitación de edificios multifamiliares, impermeables, y viviendas, también se han mantenido a un ritmo poco acelerado por la falta de suministros.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version