Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Santiago de Cuba: Pequeña cronología de una fundación

santiago aniversario 505Este 25 de julio, en el mismo medio de un año complicado, donde todo parece darse vuelta y nada ha sucedido como de costumbre, Santiago de Cuba arriba a sus 505 años. Jovencita, en comparación con las zonas milenarias de la lejana Asia; y vetusta, si la comparamos con muchas ciudades con menos de un siglo. Contextualizando, tiendo a verla como una mestiza de mediana edad, un sabor inigualable, que oye música todo el tiempo y tiene mucha, pero mucha lucha que dar todavía.

Pero, ¿cómo y dónde empieza el periplo por la Historia de nuestra ciudad, que ha sido noble y leal, rebelde y heroica? Obviamente, no puede decirse que así, de la nada, en el verano de 1515 alguien vino y tuvo la ocurrencia de fundar una villa aquí. Ya vivía gente desde mucho antes, pero la Historia de esta parte de América sigue estando contada desde un punto de vista colonial. Ellos nos “descubrieron”, gracias al despiste del gran Colón tratando de llegar a las Indias. Ellos nos “conquistaron” y “fundaron”, como si antes no hubiera nada, apenas terreno baldío. Y los que ya vivían aquí, bueno... tenían mucho que decir al respecto, pero cuando aquello no había ONU ni Derechos Humanos, y les hicieron, trágicamente, muy poco caso. Pero bueno: enfoquémonos en los hechos que propiciaron la fundación.

1494: Cristóbal Colón en persona descubre el Puerto de Santiago de Cuba. Varios autores (Henríquez Ureña, de la Pezuela, Bacardí, Olga Portuondo) coinciden en que hay que partir desde el segundo viaje de Cristóbal Colón, que comenzó en septiembre de 1493 y terminó en junio de 1496. Parece ser un hecho que en 1494, el Gran Almirante descubrió (y vaya con la palabrita) nuestro puerto. Bacardí va más lejos y le pone una fecha exacta: 1ro de mayo. Pero don Cristóbal no tenía planes de quedarse, ese segundo viaje fue de mucho navegar y ver hasta dónde podía seguir descubriendo.

1509: Llega a La Española el nuevo gobernador, Diego Colón, hijo y sucesor de Cristóbal, denominado II Almirante de la Mar Océana (suena extraño pero así es el título), II virrey de las Indias y II gobernador de estas. Uno se preguntará qué tiene que ver esto con Santiago de Cuba, pero en la Historia todo está relacionado: es Diego Colón el que puso a su tocayo, Diego Velázquez, al frente de una expedición para conquistar y poblar Cuba en 1511, primero como capitán y más tarde como primer gobernador de la isla.

1510: Llega a Cuba el Adelantado Diego Velázquez. Funda Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa (1511), que se convierte en capital de la isla. De ahí sigue un largo periplo fundando villas, entre otras razones, porque el Adelantado se dio cuenta de las dificultades de acceso de aquel sitio y estaba buscado otra capital más propicia.

1515: Hasta que, en su camino de regreso a la zona oriental, Velázquez decide fundar Santiago de Cuba. Según el Obispo Pedro Morell de Santa Cruz, esta fundación habría sido en realidad en 1514; criterio que estuvo vigente por mucho tiempo y fue repetido por Bacardí. En la actualidad, tenemos evidencia de que no fue hasta el año siguiente, y es la versión que tiene prevalencia en nuestros días.

Sabemos, además de la fecha, otras cosas, gracias a una carta escrita por Velázquez el 1ro de agosto de este año, en que explica al monarca español algunos detalles. En efecto, en dicha misiva expone que desde el inicio nombró a la nueva villa Santiago, en honor al santo patrono al cual era muy devoto el rey Fernando, a cuya orden pertenecía. Sin embargo, aunque no se menciona en la carta, sabemos que el mismo Velázquez era muy devoto del santo, que además es el patrono de España, e incluso estaba bautizado con una de las formas en que se le llamaba en aquella época (Diego).

No solo eso: la devoción a Santiago apóstol estaba muy de moda entre los conquistadores en general, ya que la tradición medieval lo describía como un evangelizador capaz de viajar grandes distancias (supuestamente llegó hasta la misma península ibérica). También desde finales del siglo XV se le conocía como Santiago Matamoros, una especie de santo guerrero y conquistador, defensor de la tierra cristiana de todos sus enemigos. Supongo que los conquistadores se sintieron identificados.

Volviendo al tema de la misiva de Diego Velázquez, en ella también se referían otros datos, por ejemplo, que desde el principio se pensó hacer la Casa de Contratación en este sitio y que creían propicio que fuera la capital, para lo cual pensaban construir una fortaleza. Sin embargo, y a pesar del nombre con el que la habían bautizado, los aborígenes seguían llamando a la zona “Cuba”, cosa que repitieron los conquistadores, hasta el punto de que la villa se llamaría Cuba hasta en muchos registros oficiales hasta finales del siglo XIX, en que quedaría definitivamente como apellido de la ciudad.

No solo en eso el nombre tradicional ganó la pelea: casi desde el primer momento cuajó mejor el nombre para nuestra isla, en vez de “Fernandina”. Así que podemos decir, con todo orgullo, que luego de todos los cambios que trajo la conquista española, los santiagueros fuimos los primeros en llamarnos cubanos.

Otros datos de interés para esta cronología son: la construcción de la casa de Diego Velázquez, que hasta hoy es considerada como la casa más vieja de Cuba; que en 1522 nos dieron permiso para construir la Catedral; que en junio de 1524 falleció el Adelantado, nuestro primer gobernador; en 1549 el entonces gobernador se fue a La Habana y actuó desde allí, como parte del proceso en que nos convertimos únicamente en capital formal; hasta que, finalmente, alrededor de 1556, perdimos completamente esta condición. Aunque un par de veces tuvimos que retomar ese papel... pero ya eso es otra historia.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version