Santiago de Cuba,

DECODIFICANDO familias

Alternativas para mantener la producción

02 September 2022 Escrito por 
Fotos: Milagros Alonso

En estos tiempos, reinventar las formas de trabajo en las empresas para el mantenimiento de las producciones indispensables no es tarea fácil, y requiere de pensamiento, esfuerzo y compromiso, sobre todo en la prioridad de aquellas líneas vinculadas directamente a los alimentos.

Para profundizar en las interioridades de este tema en la Empresa de Productos Lácteos Santiago de Cuba, Sierra Maestra conversó con Romer Torres Guzmán, Director Técnico-Productivo.

-¿Qué alternativas de trabajo se han optado en la obtención de productos?

-“Se está confeccionando un helado de soya al 100 % (esta materia prima aporta la lecitina), con grasa vegetal, y se emplea la maicena y la harina de arroz, que ha sustituido al estabilizador (almidón modificado químicamente). Este último le otorga cremosidad y otras características al producto. “En julio se produjeron 45 mil galones de helado de soya, y 13.7 mil de helado sorbete. Mientras que en agosto se han efectuado 31.6 mil de soya, y 3.4 mil de sorbete. El sorbete se realiza con un 85 % de pulpas, obtenidas por contrato directo con los campesinos. En estos dos meses hemos contratado 25 toneladas de pulpa, ya sean de mango, guayaba y coco.

“Estas iniciativas forman parte de las acciones puntuales para el cumplimiento de las producciones, mediante el fomento del contrato de frutas y la elaboración en las industrias de las pulpas.

“Por otra parte, entre las alternativas implementadas se tiene la elaboración de sabores propios, pues como el déficit de las importaciones es grande, a partir de la propia azúcar confeccionamos el sabor caramelo, para el yogur de soya de la canasta básica. Además, hemos extraído otros a partir del coco”.

-¿Y en cuanto a la elaboración de otros surtidos?

-“Nos ha dado resultados la fabricación del Compolact, una compota láctea líquida, que se toma como un batido y lleva un 10 % de leche fresca, maicena o harina de arroz, y hasta un 75 % de pulpas de fruta. Con este producto hemos contribuido, entre otros lugares, a los hospitales.

“De igual manera, en los dos últimos meses hemos hecho 5t de Miragur, elaboradas con sueros obtenidos de la fabricación del queso blanco y del empleo de la maicena, por lo que necesita un proceso de fermentación con un pequeño nivel de leche, resultando un producto parecido al yogur”.

-¿Cómo marcha la distribución de la canasta básica?

-“A raíz de todas las problemáticas que presentamos en relación a la distribución del yogur de soya, tomamos la opción de elaborar la leche de soya, obtenida de la primera parte de la producción del yogur de soya. Esta cuenta con cremosidad, y aunque no es un producto que se somete a fermentación, se le da un tratamiento a altas temperaturas para inhibir las enzimas que puedan provocar indigestión en los niños. Generalmente se hace de chocolate, y se distribuye en el menor tiempo posible: una alternativa para suplir ese déficit en la canasta básica.

“Asimismo, se está optando por entregar la mayor cantidad de leche fresca recibida por los campesinos, a las bodegas, lo cual ya se ha venido realizando en Mella, Contramaestre, La Maya y en la zona de Santiago que comprende desde Baconao hasta Sevilla. En este sentido, diariamente se distribuyen 12 mil litros, lo que representa en un mes un ahorro de 36 toneladas de leche en polvo, que se importa en divisa.

“Aunque, por otra parte, esto genera que esa leche programada para la industria disminuya, y de ahí se aumentase el empleo de la leche de soya. Esta última tuvo una producción en el mes de julio de 108 toneladas, y en el de agosto, de 385t.

“Otra precisión es que el yogur que se está entregando a la canasta básica llevaba un 8% de azúcar, lo cual se ha disminuido a un 4 %, pero el destinado a la escuela se mantiene con el máximo, ya que en el hogar si se desea se tiene a la mano añadirle más cantidad de glucosa, pero en una institución docente no es lo mismo”.

IMG 20220901 WA0010

-¿Entonces, la merienda escolar está garantizada?

-La elaboración del queso parte del 100 % de la leche fluida, de ahí se hayan reducido los niveles de producción. Pero nosotros hemos acopiado una cantidad de leche para hacer la masa del queso fundido de la merienda escolar de la Enseñanza Secundaria Básica, la cual está garantizada de conjunto con el cárnico.

“La materia prima asegurada en la elaboración de estos productos para el inicio del curso escolar, incluye el frijol de soya, el azúcar y el polietileno (nylon) en la entrega del yogur, pues se compraron tanques con destino, fundamentalmente, a la venta de esta oferta -junto con la de la leche de soya-, en la red de comercialización de canasta básica”.

-¿La empresa está incursionando en otras líneas de producción?

-“Lo estamos haciendo en la confección de dulces de frutas, que aunque no es nuestro objeto social, estrecha los vínculos entre el campesino y la industria. Algunos han salido ya de ciruela y casco de guayaba, sobre todo en Segundo Frente.

“Tenemos contratados 2 306 campesinos para la entrega de la leche, y de las pulpas contamos con estructuras que funcionan como mini-industrias que reciben todas estas frutas, las procesan y nos comercializan el resultado. Estas son la Empresa Mixta Tropical Contramaestre S.A., la Alimentaria por medio de los establecimientos UEB de Guamá, la CPA Abel Santamaría de la carretera de Siboney y la CPA Victoria de Girón, a las cuales también se les ha cooperado en envases”.

-¿Y con las recientes medidas, qué proyecciones se tienen de inversión extranjera?

-Estamos dando pasos en la preparación de la inversión, realizando estudios de factibilidad, en la Pasteurizadora Santiago sobre todo, con un proyecto para la realización de más producciones derivadas de la soya, como el aderezo, la crema untable, la salsa de soya y la crema bombón, que lleva leche de soya, grasa vegetal, leche en polvo o fresca, y cocoa, con uso amplio en repostería.

“Se tiene pensado hacer una línea de leche de soya en tetra-pax o cajitas, para llevársela a la población, lo cual es consumido en el mundo entero, sobre todo para la salud de diabéticos”.

-¿Cómo la contingencia los ha obligado a reinventar el trabajo?

-“A nosotros como tecnólogos nos ha hecho crecer, ya que todo se tenía a la mano, y nos hemos visto en la obligación de ir a otros mercados, acopiar todo lo que se podía, dándole otra mirada, empleando frutas exóticas como el níspero y la guanábana. Discretamente hemos hecho producciones en MLC para solventar los gastos de la empresa, porque por ejemplo el amoníaco, los saborizantes y el estabilizador cuesta en divisa”.

La Empresa de Productos Lácteos Santiago de Cuba cuenta con resultados que hablan de una labor sostenida por llevarle a la población santiaguera la mayor cantidad de producciones posibles.

  • Compartir:
0 Comment 1189 Views
M.Sc. Milagros Alonso Pérez

Licenciada en Periodismo. Máster en Estudios de Lengua y Discursos. Graduada de los posgrados de Gestión, Redacción y Publicación de Artículos Científicos en Ciencias Sociales y Humanísticas y de Gestión de Redes Sociales. Profesora Instructora de la Universidad de Oriente. Periodista del Sierra Maestra.

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

Nacionales

Internacionales

Videos

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree