Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Durand planta su bandera en Tokio

omara durand yuniol kindelan paralimpicos tokio 2020 400 metros

Un nuevo hito acaba de incluir la corredora Omara Durand Elías a su ya prolífero historial. La muchacha de la llamada “tierra caliente” se convirtió en la atleta cubana con mayor cantidad de títulos paralímpicos, tras dominar los 400 metros planos T-12 (débil visual profundo) en la cita de Tokio 2020.

“Estamos muy felices porque soy la atleta más laureada de Cuba en Juegos Paralímpicos. Eso hace que el compromiso sea seguir adelante, hacer buenas carreras y alcanzar más medallas”, expresó la también multirecordista mundial.

La indómita, acompañada por su guía Yuniol Kindelán, comenzó su andar por la pista del nuevo Estadio Olímpico de la capital nipona con su marca cumbre de la temporada en las semifinales, al estampar 55.33 segundos en una carrera realmente cómoda para ella.

Y una jornada después, en la Final, la abanderada de la delegación caribeña no dejó margen a las dudas y desde el mismo inicio de la prueba tomó la delantera para pasar primera por la meta y detener el cronómetro en 52.58, casi tres segundos por debajo de lo hecho en “semis”.

“No tuvimos mucho tiempo de descanso entre la semifinal y la final, pero estamos preparados. Nuestra entrenadora Miriam Ferrer lo planifica todo para que salga bien”, comentó la estelar deportista.

Y agregó: “Quiero dedicar esta medalla de modo muy especial a mi entrenador Manuel López Martín, quien falleció hace unos días, lo cual me causó un dolor inmenso. Se fue sin poderle decir de esta manera que le estoy eternamente agradecida. Creo que el mejor regalo que puedo hacerle es esta medalla.

“También es una forma de retribuir al pueblo cubano por todo el apoyo y al Gobierno que nos ayuda a hacer realidad estos sueños. A mi entrenadora Miriam, que sepa que su esfuerzo nunca ha sido en vano. Ella vive día a día, momento a momento, toca todo con sus manos. El deporte no sólo son victorias, hay muchos problemas, dificultades, y Miriam se merece esta y muchísimas medallas más”, reflexionó Omara.

En definitiva, el podio de la prueba lo completaron la ucraniana Oksana Boturchuk (55.33) y la venezolana Alejandra Paola Pérez López (57.06).

Durand volverá a la pista mañana 1ro de septiembre, en la clasificatoria y la semifinal de los 100 metros planos T-12, y al día siguiente debe discutir la cima de esa prueba. Luego, el 3, estará en la arrancada de los 200 metros planos T-12, cuyo cierre será 24 horas después.

Omara y su posible triple corona son vitales para las aspiraciones de Cuba de ubicarse entre los primeros 20 países en el medallero de los Juegos.

Su dupla con Kindelán, nacida hace seis años después de la maternidad que le agudizó el problema visual y la obligó a competir en la T-12, ha logrado sincronizar a la perfección dentro y fuera de las pistas, así como canalizar las enseñanzas de su entrenadora Miriam Ferrer.

Esta medalla de oro, sumada a la que también obtuvo el saltador largo Robiel Yankiel Sol, en la categoría T46-T47, ubican a la mayor isla de las Antillas, momentáneamente, en el puesto 33 por naciones, con acumulado de 2-1-1. China domina la justa con 56-36-31.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version