Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Historias detrás del Estadio Panamericano Antonio Maceo

1 estadio panamericano antonio maceo santiago de cuba

La implementación el pasado 2 de mayo del título III de la Helms-Burton ha reactivado la discusión en torno al engendro legislativo estadounidense, que certificó el bloqueo a Cuba y extendió sus efectos al resto del mundo.

Con el fin de ocasionar daños a la economía cubana, el mencionado título establece que los antiguos reclamantes que fueron nacionalizados, pueden asistir a los tribunales de los Estados Unidos, demandar a quienes supuestamente trafiquen con la propiedad nacionalizada y recibir tres veces el valor original de la propiedad, más un incremento por la inflación, una tasa adicional por inflación, o el precio actual de esa propiedad multiplicado por tres.

En ese sentido, el gobierno revolucionario emitió la Ley de reafirmación de la dignidad y soberanías cubanas, que declara ilícita la Helms-Burton y considera nula toda reclamación amparada en esta de persona natural o jurídica, cualquiera que fuere su ciudadanía o nacionalidad.

Sierra Maestra se acerca a la historia del Estadio Panamericano Antonio Maceo, una de las instalaciones que perdería la infraestructura deportiva indómita, según la mencionada legislación norteña.

El “Maceo” antes y después de la Revolución

El actual Estadio Panamericano Antonio Maceo, está situado en el reparto Sueño, de la Ciudad Héroe; lugar donde se inauguró en 1943 un terreno de béisbol.

Por órdenes del entonces Alcalde de la ciudad, Justo Salas Arzuaga, se construyó el Estadio Municipal; tarea asignada al contratista Sagaro Artola y finalizada en tres años.

Las gradas de madera con sillas y palcos preferenciales para la burguesía local, la cerca de cemento, la belleza de su entrada, así como una gran pizarra anotadora ‒obsequio de la fábrica de Ron Bacardí‒, eran elementos que lo identificaban como uno de los mejores estadios del interior de Cuba. Además de juegos de béisbol, se efectuaron en el “Maceo”, encuentros de fútbol, boxeo, atletismo e incluso espectáculos circenses.

Al triunfo de la Revolución en 1959, la instalación deportiva comenzó a brindar una serie de servicios en beneficio del desarrollo del movimiento deportivo cubano.

Con el paso del ciclón Flora cuatro años después, el estadio fue seriamente afectado perdiendo las gradas. Por orientación del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, comenzó la remodelación de la instalación en 1967; la cual es asumida por trabajadores de la Empresa de Transporte Agropecuario Mártires de Oriente.

Se construye entonces un gimnasio bajo techo de 2 200 metros cuadrados, con vigas de acero y techo de fibrocemento, paredes de bloques, formado con lozas de mármol y gradas para unas 1 600 personas. Además, se erige un campo de fútbol con capacidad para 1 100 espectadores, con servicio de taquillas para los atletas, un terreno de béisbol con media luna, dog-outs y baños para atletas.

Dada las características técnicas del estadio, se convirtió en el primer CVD de Oriente, donde se practicaban 14 deportes.

Una segunda remodelación se acomete a partir de 1982, al ser Santiago de Cuba subsede de los XI Juegos Panamericanos. Los trabajos constructivos incluyeron un área para levantamiento de pesas, ampliación del sistema de gradas, creación de palcos bajos, mejoras en el terreno de fútbol, montaje de un nuevo tabloncillo y un recinto para la gimnasia artística.

2 estadio panamericano antonio maceo reparacion santiago de cuba

El “Maceo” del futuro

El Estadio Panamericano Antonio Maceo, es el vigente cuartel general de los tricampeones del fútbol cubano, los Diablos Rojos; quienes festejaron su victoria en la pista de rekortán José “Pepe” del Cabo, pues desde agosto del pasado año comenzaron a realizarse en el terreno las labores de acondicionamiento para la posterior ubicación de una cancha sintética donada por la Fifa, como parte del Proyecto Gol.

La obra incluye mantenimientos en el edificio principal a las áreas de oficinas, camerinos para atletas y árbitros, dormitorios, comedor, cabina de transmisión, gradas y otras, así como la instalación de una pizarra-pantalla de moderna tecnología, en tanto se espera sea revitalizado el alumbrado artificial.

Respecto a esta importante inversión, segunda de su tipo en el país luego de la realizada en el campo La Polar, Sierra Maestra conversó con el subdirector de actividades deportivas en Santiago de Cuba, Luis Ángel Aguilera Ross, quien además es el responsable de supervisar la obra.

Quien pase cerca del Maceo por estos días puede observar el ajetreo de camiones de la Empresa de Viales del municipio Segundo Frente, los cuales transportan la arena procedente de la cantera de Juraguá, ubicada en el litoral este del territorio. Luego, equipos pesados se encargan de comprimirla. Hasta el momento se han vertido 3 500 metros cúbicos de arena y aún faltan 1600 metros cúbicos para ser compactados como parte de la sub base del terreno.

La cooperativa no agropecuaria Veranes, el Fondo Cubano de Bienes Culturales y la brigada de mantenimiento del Inder provincial realizan labores encaminadas, principalmente, a la nueva visualidad que estrenará la instalación.

“Lo que se hace en el Maceo es chequeado constantemente. El terreno es licitado por la Fifa. Hace unos días llegaron a ‘Santiago’ tres empresas foráneas interesadas en colocar el terreno: una costarricense, una holandesa y una dominicana; pero es Fifa quien decide cuál de ellas llevará a cabo la ejecución”.

“El pueblo santiaguero está pendiente y ansioso por ver culminado el montaje, pero en este tipo de trabajos las prisas no son buenas. Lo más importante es que se haga con toda la calidad”, agregó con tono de confianza.

“La Fifa financia el terreno, que costará unos 750 mil dólares, y la provincia se comprometió con el movimiento de tierra y la reparación del edificio administrativo, en lo que se empleará alrededor de medio millón de pesos (moneda nacional) y otro monto en divisas”, explicó.

Asimismo, Aguilera Ross agradeció el apoyo del Partido, el Gobierno y la dirección del Inder en la provincia indómita, para conseguir lo que calificó como “un logro muy grande para Santiago y para Cuba, por la cercanía de la llamada “tierra caliente” a la zona del Caribe, lo cual nos abriría una puerta a nuevos intercambios con las federaciones de esta área geográfica”.

Además del campo, el recinto contará con una cisterna y el sistema de riego, porque el material sintético debe rociarse antes y después de ser utilizado, pues el calor lo deteriora y afecta a los atletas.

“Ya tenemos las piezas de la pizarra en nuestro poder, así como los bombillos LED del alumbrado. La intención es clara: realizar una reparación capital en el “Maceo”, para seguir disfrutando de los deportes que se practican en este estadio histórico del territorio, y que ninguna ley injerencista como la Helms-Burton nos lo podrá arrebatar”, concluyó.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version