Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Bacardí, en la cumbre de Santiago y el mundo

bacardiPocos son los hombres que se dedican a transformar un espacio determinado, a materializar grandes hazañas, dignas de ser recordadas por culturas autóctonas. Una de esas personalidades fue Emilio Bacardí Moreau, el santiaguero nacido el 5 de junio de 1844, en la entonces Jagüey # 8, hoy Cornelio Robert.

Impulsor del credo libertario desde el Grupo de Librepensadores Víctor Hugo, partidario de la causa de su país; el escritor de cuentos, novelas, piezas de teatro, crónicas, artículos periodísticos, y rescatista de objetos de valor patrimonial nacional e internacional.

Como patriota fue exiliado en Chafarinas, desde donde gestionó la educación y los pertrechos necesarios para los reos. El Hijo Predilecto de Santiago, uno de los cerebros más cubanos -parafraseando a Fernando Ortiz-; la entrañable amistad para José Martí, el respaldo de la guerra del 95ʼ, lo condujeron en el camino como aliado del Ejército Rebelde, puente con la solidaridad foránea, y Jefe de la Clandestinidad en Oriente.

Su nombre en clave, Phoción, lo distinguiría durante sus labores comunicativas encubiertas. Como político, ya sea en las posiciones de Concejal del Ayuntamiento, alcalde municipal de su ciudad en dos ocasiones y Senador de la República de Cuba, implementó una serie de medidas en beneficio del desarrollo local.

Entre estas se encuentran: promoción de las buenas maneras de cortesía, potenciación de la agricultura, la permisión de billetes de loterías solo a las poblaciones más necesitadas de otros métodos de ingreso de dinero, la erradicación de prácticas no laboriosas y la contratación por trabajo, la fundación de una democrática Asamblea de Vecinos, así como proyectos para la prosperidad de la urbe que barrieran con el menoscabo de la guerra a su estética, en sentido general.

Como emprendedor de la industria, trasciende en el mundo el popular Ron Bacardí, con un sistema de producción al interior de la Isla en linde con los intereses de los obreros de estas fábricas. De sus ideas se materializaron bibliotecas, centros culturales, calles restauradas, servicios comerciales, y escuelas como la reapertura de la Academia de Telegrafía.

Ahorro del agua, electrificación citadina, leyes contra la contaminación acústica y la marginalidad, o en pro al orden, a la marcha de los asilos infantiles, una especie de seguro de vida del trabajador ante daños laborales a la integridad física, y el destaque al papel del matrimonio civil, figuran también entre sus contribuciones.

Opositor del Gobierno español, al igual que del norteamericano y sus cabecillas, como fue el caso de Estrada Palma, expresó su lucha contra el “valor de los malos, que es el cinismo”, con el “de los buenos que es el civismo”. Su pasión por la historia y la literatura, junto al rescate de personalidades y monumentos, lo conllevaron a afiliarse a la Academia de Historia de Cuba, al Ateneo Cultural santiaguero y a la Academia de Artes y Letras.

Junto a la creación de Ángel Chichí Moya, que supo Bacardí llevar adelante, hoy se conservan tradiciones como la Fiesta de la Bandera en el antiguo Ayuntamiento. El amor de Emilio por la porción de tierra propia, aquella que lo vio nacer y despedirse del entorno al cual le dedicó cada segundo de su vida, hacen de él un referente de las cumbres dentro y fuera de la Mayor de Las Antillas.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version