Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Sequía golpea con fuerza cultivo de arroz en Camagüey

sequiaLos severos efectos de la sequía en el sector agrícola de la provincia de Camagüey se hacen sentir con particular fuerza en el exigente cultivo de arroz, que debe terminar el año con una caída cercana al 50 por ciento en relación con la producción final de 2014.

Jimmy Camejo Martín, director adjunto de la Empresa Agroindustrial de Granos Ruta Invasora, informó a la ACN que la siembra se planificó en 17 mil 700 hectáreas, una superficie de por sí reducida a partir de la disponibilidad de agua embalsada para el regadío, pero en realidad el resultado quedó en 10 mil hectáreas.

Sin embargo, sumando los rebrotes y plantaciones hechas con escurrimientos naturales por lluvias o tomando el líquido de ríos y arroyos Camagüey llegó a casi 14 mil 600 hectáreas.

A pesar de ello las limitaciones con el agua se hacen sentir en el rendimiento agrícola, medidor de eficiencia que promedia en la provincia 1,8 toneladas por hectárea (arroz con cáscara y húmedo) de 4,1 estimado.

En correspondencia con la superficie plantada y lo que aporta en realidad Camagüey se deben completar unas 17 mil 500 toneladas de arroz molinado, aproximadamente la mitad del consumo normado y social del territorio en un año.

Una idea de la situación está en que el llenado de las presas en la mitad sur de la provincia, donde se asientan las principales áreas arroceras, reporta poco más del 30 por ciento de la capacidad, cuando recientemente terminó la estación de las lluvias, de acuerdo con el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.

En vista de ello el panorama de este cultivo para 2016 no resulta nada halagüeño, pues el volumen de agua para la irrigación de los arrozales será muy restringido.

Según la Oficina Nacional de Estadísticas e Información, Camagüey mantuvo en los últimos años un importante incremento en la producción de este cereal que creció de 24 mil 269 toneladas de cosecha en 2009 a 89 mil 298 en 2014.

Tal aumento es reflejo de la reincorporación o suma de áreas al cultivo, gracias mayormente a la entrega  en usufructo de terrenos ociosos a productores individuales.

El balance del pasado año indicó más de nueve mil 600 hectáreas dedicadas al arroz, casi cuatro mil por encima del registro cinco años antes.

Como en otras zonas arroceras de Cuba, en Camagüey se lleva adelante un programa de modernización e inversiones en su industria, con nuevas líneas de secado y el montaje de equipos de última generación en la molinería, además de tractores, implementos y cosechadoras para la parte agrícola y de transportación para el trasiego del cereal.

Para cubrir sus necesidades, Cuba adquiere en el mercado asiático cantidades considerables de arroz que actualmente paga a 430 dólares la tonelada, más caro de lo que podría comprarlo a productores de Estados Unidos, país que impone obstáculos mediante el bloqueo comercial, económico y financiero.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version