Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Canasta de referencia en Cuba atiende a necesidades básicas del trabajador y su familia

La Habana, 21 nov (ACN) La nueva Tarea de Ordenamiento monetario en Cuba, que implica la unificación monetaria y cambiaria, así como la eliminación de subsidios y gratuidades indebidas, tiene entre sus objetivos lograr que el salario brinde condiciones de vida dignas a la población.

Para precisar cuáles son las necesidades básicas del trabajador y su familia, y el consumo promedio a satisfacer, desde el punto de vista monetario, se han tomado en cuenta los principales gastos que hace una persona para adquirir bienes y servicios fundamentales, según se explica hoy en el periódico Granma.

La llamada canasta de bienes y servicios de referencia asegura que quienes reciben menos ingresos puedan sufragar el consumo estimado, donde se tienen en cuenta alimentos para una ingesta diaria acorde a los requerimientos mínimos nutricionales per cápita, aprobados por el Ministerio de Salud Pública.

En correspondencia, abarca los productos alimenticios de la canasta familiar normada, a la cual se suman otros, así como productos no alimenticios de venta liberada y un cálculo del consumo fuera del hogar.

Prevé asimismo, más artículos de aseo e higiene personal, vestuario, calzado, un porciento para el mantenimiento de la vivienda, y el pago de prestaciones básicas (electricidad, agua, telefonía fija y transportación urbana), añade el rotativo.

De los valores que resulten de la sumatoria de esos elementos sale el salario mínimo, que en consecuencia debe cubrir las necesidades básicas; además, para su conformación se analiza también la composición promedio de los núcleos, la cantidad de trabajadores que lo integran y las contribuciones e impuestos que pagan.

Resulta importante aclarar que la canasta de referencia se basa en los ajustes futuros de los precios, para lo cual se ha estudiado el comportamiento del mercado internacional.

Es la primera vez que se realiza en Cuba una evaluación integral de las necesidades básicas para definir una canasta de bienes y servicios de referencia, y vincular ese consumo promedio con los ingresos que recibe el trabajador; y a diferencia de otros países, esta no incluye el gasto de salud y educación, debido a que aquí son servicios gratuitos.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version