Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

En tiempos de COVID-19, vacaciones en La Habana

Foto: Gabriel Guerra Bianchini.

“Verano por la vida”, el lema que está empleando la capital en el transcurrir del plan vacacional, resume los dos desafíos de una etapa estival singular, única, como nunca ha sido: brindar espacios para el ocio sano y fructificador, sobre todo de niñas y niños, adolescentes y jóvenes, y disfrutarlos con absoluta responsabilidad y así conjurar los riesgos de adquirir y transmitir el virus SARS-CoV 2 y su enfermedad.

El propósito ha de lograrse, especialmente ahora, con agosto completo para veranear, pero exige esmero por los oferentes de bienes y los prestadores de servicios, y de los adultos que tienen a su cargo el cuidado de los hijos, nietos y sobrinos de la familia, y hasta de los vecinitos también.

El Plan Verano 2020 de La Habana fue analizado durante el chequeo del Programa de apoyo a la capital, conducido por el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz. El Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez preguntó y se preocupó por las condiciones y las ofertas culturales, recreativas y gastronómicas en los principales centros de la capital.

El Acuario Nacional, los grandes parques del sur y el oeste de la ciudad, los círculos sociales obreros, el Malecón, las playitas rocosas de Miramar, las arenosas del Este... Son sitios imprescindibles, intrínsecos a la idiosincrasia habanera, pero donde la oferta, además de divertida, ha de ser sana y que aporte al crecimiento cultural y espiritual de todos. Y ninguna está reñida con las otras, todo lo contrario: son —o deben ser— concomitantes.

Liderados por el primer secretario del Partido en La Habana, Antonio Torres Iríbar, y la vice gobernadora, Yanet Hernández Pérez, los directivos de la capital explicaron que para el plan del verano se ha trabajado por cubrir la mayor parte de las expectativas de la población, teniendo en cuenta las medidas a cumplir en la primera fase de la etapa de recuperación de la pandemia de la COVID-19.

Entre los objetivos está proyectar en cada municipio un amplio y balanceado plan de actividades, teniendo como centro las áreas de los consejos populares. Busca también abrir espacio prioritario al talento de la localidad, artistas, promotores culturales, miembros de la Brigada José Martí y la Asociación Hermanos Saiz, entre otros.

Es propósito explotar de forma efectiva las áreas deportivas y culturales, los liceos y casas de cultura, los grandes polos recreativos y muchas otras instalaciones. Solo una cosa está vedada, como no habrá carnavales, nadie puede promover actividades parecidas. Ya sabemos lo que estas provocan, y el virus de la COVID-19 sigue ahí.

En el chequeo del Programa de apoyo a la capital también se pasó revista al Programa de desarrollo integral del municipio de La Habana Vieja. Se dialogó sobre el Plan perspectivo de desarrollo de la Bahía de La Habana, el Plan de movilidad —donde se perfecciona el tránsito ciclista—, y el Plan de accesibilidad: el Centro Histórico de La Habana es de todos, de los habaneros, de los cubanos y de los visitantes.

Perla Rosales, directora de la Oficina del Historiador, informó sobre los trabajos constructivos en la localidad, con prioridad a las viviendas sociales, donde se continúa la faena para la entrega de más de 300 hogares.

Marchan sin grandes tropiezos las obras en edificaciones de alto valor patrimonial, así como en dos nuevas joyitas para la educación cubana, la Escuela Tecnológica de Contabilidad, que tendrá capacidad para unos 500 educandos, y una primara para 300 niñas y niños.

La vicegobernadora Yanet Hernández Pérez informó sobre el quehacer de la ciudad en los primeros seis meses del año, como el trabajo de los Servicios Comunales.

Se están cumpliendo con estabilidad —dijo— la recogida de desechos sólidos y los horarios establecidos, y la población mantiene una relativa disciplina, al sacarla de sus casas entre las 6:00 de la tarde y las 10:00 de la noche, como establecen las ordenanzas provinciales, aunque continúan algunas indisciplinas, como el maltrato a los contenedores.

También se trabaja en la sostenibilidad del equipamiento, a partir de los inventarios de partes y piezas de repuesto y el hacer de técnicos y obreros, y se alistan nuevos medios, como más de medio centenar de cajas Ampliroll y millares de contenedores plásticos, ambos producidos por la industria nacional y la industria militar. Además, se realizan acciones de mejores en los grandes vertederos de la ciudad, entre otras tareas vinculadas a los servicios comunales.

La vicegobernadora informó también sobre la transportación pública, que se cumple al 50 por ciento, según lo prescrito para la primera fase de la etapa de recuperación de la COVID-19; se han estabilizado 15 rutas entre puntos para corredores de alta concentración; y se puso en funcionamiento, desde el 10 de julio, el tren hasta las Playas del Este, con dos viajes diarios.

Participaron en la reunión el Vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa, y los viceprimeros ministros Inés María Chapman Waugh, Jorge Luis Tapia Fonseca y Alejandro Gil Fernández, además de varios ministros.

(Tomado de ACN)

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version