Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Nadie ha quedado abandonado a su suerte en más de cien días de la COVID-19

La Habana, 8 jul.— Adultos mayores que viven solos, personas con discapacidad, con conducta deambulante y enfermedades crónicas; madres con niños pequeños, embarazadas, núcleos sin apoyo familiar… a todos se les ha dado seguimiento y atención desde la Dirección de Prevención, Asistencia y Trabajo Social del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

Entre las medidas aprobadas para el enfrentamiento a la covid-19 están la atención diferenciada de los trabajadores sociales a los núcleos familiares más vulnerables y conceder prestación monetaria temporal de la asistencia social a ese segmento poblacional.

Con este fin, aseguró Belkis Delgado Cáceres, directora de Prevención, Asistencia y Trabajo Social, se facultó a los directores de Trabajo y a los consejos de dirección municipales para disminuir los términos de la aprobación de la prestación.

Sobre la función de los trabajadores sociales, refiere la funcionaria del mtss que se han tenido «vinculados permanentemente a las unidades de comercio que ofrecen el Servicio de Atención a la Familia (saf), el cual amplió la prestación de mensajería en estos tres meses, porque hemos incorporado a personas que no lo usaban, pero que ha sido conveniente acercarles los alimentos elaborados a la casa».

En los Centros de Protección Social (entidades para las personas con conducta deambulante, y de las cuales de manera excepcional se han creado centros provisionales en todo el territorio nacional) están ubicados 71 trabajadores sociales, mientras 21 laboran en los centros de aislamiento.

«Descentralizar los trámites de la Asistencia Social hacia los territorios fue una práctica muy positiva, porque facilitó que allí, donde están el problema y el presupuesto, también se analice la excepcionalidad.

«Hemos identificado que la mensajería para servicios básicos a la población, en un país que tiene un 21 % de adultos mayores, se mantenga», afirmó.

EL PRESUPUESTO RESPONDE

En medio de una situación excepcional como el enfrentamiento a la COVID-19, cuando muchos tuvieron que quedarse en casa para preservar su salud y cuidar de sus familiares, algunos núcleos vieron sus ingresos menguados de manera transitoria, pero nunca estuvieron abandonados.

«En estos tres meses (marzo, abril y mayo) hubo un incremento discreto de 2 155 núcleos familiares más que se han protegido, lo que está dado, porque de manera excepcional se han amparado más personas que no eran vulnerables y ahora hizo falta auxiliarlas», comentó la Directora de Prevención, Asistencia y Trabajo Social del mtss.

De marzo a mayo se destinó

1 700 000 pesos para los núcleos protegidos con prestaciones monetarias eventuales de la Asistencia Social y las personas beneficiadas con el subsidio para el pago del saf.

En este periodo, los consejos de las administraciones municipales y provinciales aprobaron la entrega de recursos a más de 1 600 personas, por encima de los tres millones de pesos, financiamiento que cubrió la entrega de recursos tales como ropa, calzado, lencería, muebles, utensilios de cocina, colchones y equipos electrodomésticos, entre otros enseres.

En las tres fases de la recuperación tras la pandemia, la Asistencia Social mantendrá la protección a los núcleos vulnerables. «El paso siguiente es mantener esta protección hasta tanto haya una normalización de la situación económica de las personas», afirmó la directiva. 

«Todo este excepcional esfuerzo se realiza aun cuando no cesan las acciones de recrudecimiento del bloqueo económico del Gobierno de ee. uu. contra Cuba».

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version