Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Mujeres y Sida en Cuba

mujersidaAunque cada mañana millones de nosotras en todo el planeta despertamos para librar nuestras propias batallas por la familia, por la profesión o por el placer inmenso de hacernos respetar a fuerza de sabiduría, amor y capacidad para sostenernos económicamente; el Día Internacional de la Mujer sigue siendo una ocasión para pensar en quienes enfrentan sus propios desafíos con la carga adicional del VIH/Sida.

Es conocido que biológicamente somos más vulnerables ante el riesgo de contraer la infección; se dice que la probabilidad de transmisión de hombre a mujer es cinco veces mayor que la probabilidad de que una mujer contagie a un hombre.

Pero a esta fragilidad natural se suman, como un pesado yugo, condicionantes sociales que datan de épocas remotas y siguen lastrando la vida de muchas. Aunque mucho ha avanzado la sociedad cubana en materia de igualdad de género, el machismo que propicia la infidelidad y hegemoniza los deseos, las infidelidades y las preferencias
masculinas durante el sexo, hace que algunas declinen exigir el acto de amor, respeto y responsabilidad que implica el uso del condón en las relaciones íntimas, sobre todo si se tiene más de una pareja sexual.

Contra estas ataduras y la ignorancia en materia de educación para la salud sexual y reproductiva, los sistemas nacionales de Salud y Educación, la Federación de Mujeres Cubanas y los medios de comunicación masiva, promueven una cultura de autocuidado de las féminas frente al VIH/Sida, legitimando principios como la igualdad de
género y los derechos sexuales.

Si bien Cuba ha logrado controlar la transmisión de este serio problema de salud, en este país hay miles de féminas que portan el virus o padecen la enfermedad. Para ellas el Estado ofrece no pocos beneficios: atención médica integral altamente especializada de forma gratuita desde que se confirma el diagnóstico, total garantía de
derechos laborales y la provisión de alimentos y medicamentos sin costo alguno.

Sin pretender que tenemos una sociedad perfecta en materia de protección a la mujer que vive con VIH o Sida, vale la pena destacar que en esta nación caribeña la seropositividad no constituye en sí una limitante para realizar cualquier profesión u oficio, por tanto, las cubanas con este estado serológico pueden volver a su puesto de
trabajo cada vez que deban ausentarse por motivos de salud; y los días en que asisten a consultas médicas le son remunerados.

Asimismo, como el resto de los empleados estatales, durante los períodos de hospitalización reciben el subsidio por enfermedad equivalente al 50 % de su salario mensual.
El derecho a la maternidad de las cubanas adquiere en las mujeres seropositivas dimensiones profundamente humanistas, pues no solo reciben beneficios laborales como las licencias retribuidas prenatal y postnatal durante un año, sino que se someten a un seguimiento riguroso del Sistema Nacional de Salud, a fin de lograr que el fruto
de la gestación nazca y permanezca sano.

En este sentido baste decir que Cuba mantiene en cero la tasa de transmisión materno-infantil del VIH/Sida; y a pesar de que en algunas localidades del país crece el número de diagnósticos confirmados, incluso en estas zonas continúa siendo un logro el nacimiento de bebés sanos.

En una jornada como la que estamos viviendo hoy, 8 de marzo, bien vale multiplicar por 365 los días dedicados a consolidar acciones que impliquen crecimiento y realización personal y social para las féminas, especialmente para las que deben lidiar con el VIH/Sida.

Desde 1911, hace ya más de un siglo, las mujeres tenemos un una fecha para reflexionar en torno a lo que nos define, nos beneficia o nos afecta. El amor a nuestra vida, a nuestros hijos, a nuestra pareja no es solo cuestión de buenos sentimientos, tiene que conllevar necesariamente la decisión de exigir protección contra esta pandemia
mundial.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@cip.enet.cu / Directora: Lic. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version