Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

El O³: ¡la terapia del siglo!

ozonoEl ozono es un elemento esencial de la atmósfera terrestre, sin embargo, no hay necesidad de tomarlo del entorno natural para aprovechar su capacidad curativa, porque puede ser obtenido artificialmente y aplicado con muchos beneficios para el organismo humano.

Al tratamiento alternativo que lo empela se le conoce como ozonoterapia, mediante el cual se administran cantidades controladas del gas por diferentes vías (rectal y localizada) con efectos como la mejora de la circulación sanguínea, antioxidante, inmunológico, bactericida, en procesos inflamatorios, entre otros.

En busca de mayores conocimientos al respecto, Sierra Maestra conversó con la Dra. Maricel Hechavarría Torres, especialista de primer grado en Medicina General Integral y de segundo grado en Medicina Natural y Tradicional (MNT), quien además funciona como Jefa del Servicio Provincial de MNT ubicado en el hospital Juan Bruno Zayas.

¿Qué es la ozonoterapia?

La ozonoterapia es considerada una medicina integrativa, pues desde la evidencia científica no tiene consecuencias colaterales con otros tratamientos, o sea, no compite sino que complementa a cualquier otra aplicación médica.  Los tratamientos de esta alternativa terapéutica son rápidos y eficaces, a partir de un número de sesiones que varían en cantidad y duración según la afección que se trate y las necesidades de cada paciente.

¿Por qué es beneficioso el ozono para el organismo humano?

El ozono oxigena los tejidos y es capaz de mejorar las propiedades biológicas de la sangre. Además es antinflamatorio y analgésico, estimula el sistema inmunológico y en las enfermedades del colágeno controla el exceso de anticuerpos circulantes. Tiene un efecto germicida por excelencia contra virus, bacterias, hongos y parásitos.

¿Es segura y efectiva esa terapia?

Sí, y hemos comprobado que permite mejorar el metabolismo en forma integral, revitalizando la energía vital, ya que por un lado oxigena todas las células del cuerpo -mejorando la circulación sanguínea en los tejidos afectados y el suministro de energía en las áreas inflamadas-  lo que propicia la regeneración celular y renueva el sistema inmunológico, haciéndolo más fuerte y resistente a toxinas del medio ambiente.

¿Cuáles son las principales patologías que se atienden con la terapia del ozono?

En la consulta provincial atendemos a unos 100 pacientes cada día, aquejados principalmente de enfermedades del sistema óseo y muscular como  artrosis y dolores articulares específicos. También son beneficiados padecimientos del sistema nervioso central como los accidentes vasculares encefálicos en la fase de recuperación, y otras patologías como la epilepsia y el Alzheimer –muy frecuentes en la población- donde ayuda a la recuperación paulatina de la memoria evitando el deterioro progresivo. También ha sido efectivo en las enfermedades oftalmológicas como las cataratas, terigios, uveítis, queratitis;  las hernias discales y en las patologías dermatológicas, pues una vez que la piel es oxigenada se eliminan muchas lesiones como el acné juvenil, las dermatitis y las psoriasis.

¿Los niños pueden recibirla?

Sí, y hemos obtenido muy buenos resultados en pequeños con  trastornos del desarrollo psicomotor, principalmente en aquellos que padecen disfunción cerebral mínima y presentan dificultades para caminar, sostener la cabeza y comunicarse. Este es un proceso a largo plazo, pero logramos que los infantes se mantengan activos y colaboramos con el tratamiento al que son sometidos.

¿Cómo se aplica?

El ozono es un elemento que al ser incorporado al organismo circula por todos los vasos sanguíneos hasta el tejido celular, independientemente del lugar donde esté. Hace la misma función que el oxígeno, y facilita la oxigenación de los tejidos y la regeneración, por eso se utiliza en los procesos de afecciones inflamatorias y los procesos crónicos. En nuestra consulta se emplea de varias formas: por vía rectal, de manera localizada y mediante la acupuntura.

¿Existe alguna contraindicación para la terapia?

Antes de recibirla, los pacientes con enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión deben valorarse minuciosamente y compensarse. También deben evaluarse los que padezcan cáncer u otros procesos tumorales, pues teniendo en cuenta la capacidad de regeneración celular de esa terapia, se recomienda su uso como tercera línea de tratamiento en estadio avanzado para mejorar la calidad de vida.

Acerca de sus bondades…

Por sus bondades, la ozonoterapia es reconocida como “la terapia del siglo”, pero según consideramos muchos especialistas en esa materia, no se debe abusar de ella por sus efectos acumulativos. Nosotros recomendamos una primera etapa de 15 sesiones, descansar de tres a seis meses y aplicar una segunda etapa, teniendo como punto de partida el estado de salud de los pacientes y la patología que presente. Luego puede darse seguimiento una vez cada año.

¿Qué hacer para recibirla?

Primero deben acudir al área de Atención Primaria de Salud, donde los especialistas valoran si la necesitan, pues se ofrece a ese nivel en los policlínicos José Martí, Josué País, 28 de Septiembre, López Peña y el Finlay. En caso de no resolver allí, son remitidos a la consulta provincial, donde son atendidos también las áreas aledañas y consultas externas del hospital Juan Bruno Zayas.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@cip.enet.cu / Directora: Lic. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version